"Me parece increíble que muchos profesionales menosprecien esta decisión del pueblo en contra de ARENA y el FMLN. Ahora les llaman “focas” y olvidan que son los mismos votantes que ellos tuvieron..."

Los trabajadores conocemos esa sensación de llegar a solicitar un préstamo en alguna institución financiera y que nos respondan “se les acabó el crédito, no se le puede prestar más”… No hablaré en esta oportunidad sobre los grandes beneficios fiscales a los banqueros, tampoco de las necesidades que llevan a un trabajador a endeudarse en el sistema financiero, más bien de un análisis político con un enfoque del “de a pie”, quien está cansado de los partidos ARENA-FMLN y ahora les dice: “se les acabó el crédito”

Llegando el día de las elecciones para Diputados y Alcaldes, se hace necesario enriquecer el análisis de los distintos panoramas políticos, pero también es fundamental entender la reacción del “de a pie”, pues la realidad no admite maquillaje y hemos llegado a un momento electoral en el que se ha originado una respuesta en contra de los Betos, Quijanos, Vargas, Melgares, Nidias, Ortices, pon el nombre de aquel político que gustes.

Tomando de referencia la última encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública (Iudop), me quedo con dos detalles que no se pueden dejar pasar, uno de ellos es que la imagen de los partidos ARENA y FMLN ha caído, con la ruptura de la partidocracia, que en mi opinión, marcó un inicio con la elección de Nayib Bukele como presidente de El Salvador, por la diversidad de obstáculos que experimentó su candidatura y las violaciones a los derechos políticos en ese entonces de un Nayib expulsado del FMLN, con procesos en los Tribunales, además de la oposición del TSE y la Sala de lo Constitucional para su inscripción, se podía percibir una estrategia de ataque en masa de parte de estos partidos y las instituciones que dominaban en turno (Ej. ARENA dominaba la FGR, el FMLN dominaba el TSE).

El Iudop expresa que un 54.8% considera que la imagen de ARENA  ha empeorado, versus un 6% que considera ha mejorado. Por su parte el FMLN un 64.9% considera que su imagen ha empeorado, versus un 3% considera que ha mejorado. No podemos dejar a un lado que el 59.9% de los encuestados consideran que Nuevas Ideas tiene una imagen mejorada, es decir este porcentaje oscila entre la sensación de empeoramiento del ARENA y el FMLN.

El segundo punto es que según el Iudop, respecto al porcentaje del voto entero por partido Nuevas Ideas aventaja con un 74.8%, muy por encima de ARENA con un 8.1% y FMLN con un 6.3%, lo que podría significar que NI alcanzaría 55 diputados en la Asamblea Legislativa, un número nunca antes alcanzado por algún partido político, pues ha sido ARENA quien logró obtener en 1994 el mayor número de diputados, es decir 39 curules.

Esto me permite visualizar que para que Nuevas Ideas tenga la posibilidad de alcanzar mayoría calificada en diputados, con distintas encuestas que lo han ido anunciado meses atrás, reflejo de una aprobación del 97% (promedio) en la gestión del presidente Nayib Bukele, es que se ha dado un fenómeno al menos nunca visto, efecto de la ruptura de la polarización que tenía un escenario favorable para los partidos ARENA – FMLN, y es que las personas se han unido dejando a un lado los colores tricolor y rojo, dándoles una bofetada por el sinfín de casos de corrupción, pactos con pandillas, desempleo, pensión de hambre, inseguridad, malos tratos a policías y soldados, sistema de salud paupérrimo y una educación destruida, y a eso se le suma que en la gestión de Bukele existe la sensación de que la seguridad ha mejorado (73% así lo considera), que la policía hace un mejor trabajo, además de las inversiones en el sistema de salud que ha sido expuesto por el gobierno, la construcción del Hospital El Salvador, el buen manejo de la pandemia (nota de 8.9 a Bukele – fuente CEC), entre otros. Aclaro, no es motivo de esta opinión profundizar sobre los aciertos e infortunios del partido Nuevas Ideas y del actual gobierno.

Pero es que el FMLN y ARENA, siguieron con la misma estrategia de enfrentar a Bukele en masa, de ahí la oposición para la aprobación de los fondos para las etapas del Plan Control Territorial, medidas en contra de la defensa del derecho a la Salud, manejadas por la Sala de lo Constitucional con la imposición del derecho a la libertad, por citar ejemplos. En definitiva el votante, el elector, ha decidido votar a favor de un partido político, uniendo dos fuerzas políticas antes extremas, pues solo la suma de ellos podría lograr que Nuevas Ideas obtengan 56 diputados o más en estas elecciones (actualmente ARENA tiene 37 y el FMLN 23, haciendo un total de 60 diputados)

Frente a lo anterior, me parece increíble que muchos profesionales menosprecien esta decisión del pueblo en contra de ARENA y el FMLN. Ahora les llaman “focas” y olvidan que son los mismos votantes que ellos tuvieron. Típico, algunos adelantados de pensamiento no vacilan en vociferar que el poder reside en el pueblo, pero en sus acciones sentencian al pueblo y lo describen como faltos de estudios, los ignoran e insultan.

La mayoría de salvadoreños ha sido víctima del sistema económico y de las mañas políticas de décadas atrás. Sí, muchos no saben de estudios, pero no por falta de capacidad, sino por falta de oportunidades reales, por la misma conveniencia de sostener una educación en ruinas y que ésta sea para privilegiados. Lo que sí conoce el pueblo, el “de a pie” es como enfrentar el día a día, como hacer para la comida de hoy, como sobrellevar los cobros que te aplastan y esa experiencia le ha permitido construir un crítica que pocos conocemos, y es ahí donde debemos escuchar, aprender, enriquecernos de las vivencias del que ha sido ignorado y tender una mano solidaria.

Días atrás por temas de emprendimiento, tuve la experiencia de conocer un grupo de pescadores de la zona de la isla Tasajera y me decían respecto al tema político: “los políticos nos tienen como no estudiados, y es cierto, lo que no ven es que ahora tenemos redes sociales y nos damos cuenta de lo que hacen”.  Me comentaban que propietarios de los ranchos aledaños los atropellaban y nadie podía decirles nada: “quedábamos como perros tirados en la calle, no teníamos el valor de decirles algo, pero ahora ya vimos que sí se puede y le aseguro que si alguien atropellara a uno de nosotros todos nos iríamos encima para defendernos, porque nuestra voz ya es escuchada”.

No podemos olvidar que una de las maneras de enriquecerse por parte del gobierno de ARENA en 1996 fue la privatización de las telecomunicaciones, el ex presidente Armando Calderón Sol creó la Comisión Presidencial para la Modernización del Servicio Público, dirigida por Alfredo Mena Lagos, ex miembro del Consejo Ejecutivo Nacionalista (COENA), junto a la complicidad del presidente de ANTEL Juan José Daboud. No había intención de materializar la excelencia académica en la educación pública, pero sí una necesidad exagerada de que las personas adquirieran celulares, ya sea con su salario o con las remesas, y nunca pensaron que les darían la materia prima para enterarse, años más tarde, de los actos de corrupción que hacían en sus oficinas.

No se trata de focas, se trata de la vivencia que te da la calle, ese sentido que solo la necesidad te hace desarrollar. Ahora la gente ya no se queda callada, ahora se unen y comienzan a tener esperanza de que se les puede respetar, que pueden conseguir oportunidades reales y crecer dignamente junto a sus familias, es ahora el pueblo el que le dice a ARENA y al FMLN “se les acabó el crédito”

Nota: tampoco crean que el crédito es ilimitado para Nuevas Ideas.