La Revista Enfoque Jurídico, ante el decreto de Emergencia emitido por el presidente Nayib Bukele, la actuación de la Asamblea Legislativa (AL) y las reacciones de distintas organizaciones e instituciones, así como los sucesos que han acontecido en la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, declarada como una pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) EXPONE:

  1. Esta Revista desde el inicio de la crisis de salud ha hecho un llamado a la UNIDAD como mejor herramienta para el combate al virus, sin embargo han habido constantes choques que han ido tensionando las relaciones interorgánicas en detrimento de la población, que es el origen y fin de la actividad del Estado.
  2. Que la Asamblea Legislativa en el transcurso de esta emergencia ha mostrado una actitud regresiva si se comparan las leyes decretadas al inicio de la pandemia hasta llegar al punto de no sesionar el día de ayer para pronunciarse sobre el Estado de Emergencia (que finalizaba el día citado), contrario al comportamiento que ha desarrollado el virus que ha ido en aumento en relación al número de casos; agendando plenaria hasta el día lunes 18 de mayo sin existir convocatoria vigente de la Comisión Política.
  3. Por otro lado los trabajadores de salud que están tratando a los pacientes positivos a COVID 19 han expuesto en diferentes medios digitales la necesidad de cumplir con una cuarentena domiciliar por el mayor tiempo posible, pues los Hospitales están llegando a su punto máximo de capacidad corriendo el peligro de que otros pacientes puedan contagiarse del virus por su facilidad de transmisión, posición que se encuentra en consonancia con otras asociaciones de médicos (por ej. la Asociación de Medicina Interna de El Salvador). Paradójicamente una de las asociaciones de médicos denominada “Colegio Médico” ha expuesto por medio de su presidente y otros voceros que la medida de cuarentena domiciliar tal como se tiene a la fecha no es lo mejor para afrontar la crisis de salud, quienes han criticado cada acción tomada desde el inicio por el Ministerio de Salud; no obstante por ser una enfermedad nueva, con poca información, podemos afirmar que no existen especialistas del COVID 19, y que en todo caso las personas que están en trato directo con los pacientes deben de ser prioritariamente escuchadas y atender sus demandas.
  4. Que muchas organizaciones, medios de comunicación e incluso juristas han manifestado la idea que no era necesaria la prórroga de la Ley de Emergencia para cumplir con la cuarentena domiciliar, en virtud de la vigencia del decreto 639 de la AL, sin embargo hay que ser claros que tanto el decreto 639 de la AL y el decreto ejecutivo 24 se desarrollan en el marco de la Declaratoria de Emergencia Nacional, Estado de Calamidad Pública y Desastre Natural contenido en el decreto 593 de la AL y sus respectivas prórrogas.  Es decir no es posible la validez de leyes que se basan en otra cuya vigencia ha expirado y que en razón de ésta fueron creadas para regular múltiples aspectos referidos a la Emergencia Nacional.
  5. Que la prórroga del decreto 593 es necesaria no solo para cumplir con una cuarentena domiciliar, sino también para continuar con otras medidas que favorecen a la población y da facultades al Órgano Ejecutivo y a la Municipalidades para destinar los recursos necesarios a la prevención, tratamiento, contención y atención de la pandemia.
  6. Que lamentamos el pronunciamiento apresurado de la FGR pues debido a que en este conflicto interorgánico y a la reacción del Ejecutivo por la inacción de la Asamblea Legislativa, pareciera decantarse hacia una de las posiciones en conflicto, pues el control constitucional del decreto de Emergencia emitido por el ejecutivo, sin duda iba a ser expuesto por otros organismos o ciudadanos, recordándole al Fiscal General que su función también representa un rol político.
  7. Que vemos con buenos ojos el esfuerzo realizado por el Órgano Ejecutivo para sostener el estado de Emergencia que tanto se ha pretendido obstaculizar, ya que no es posible esconder las intenciones de gremiales empresariales para reactivar la actividad económica en detrimento de la salud pública, pues además la posición del ejecutivo da seguridad jurídica para las personas e inclusive se ha evitado posibles protestas por parte de los sindicatos quienes ya habían anunciado acciones para el día lunes 18 de mayo.
  8. Es URGENTE que se continúen con las medidas de distanciamiento social y que se genere un ambiente de entendimiento y cooperación porque solo así se podrán evitar un mayor número de muertes y concertar un plan de reactivación económica gradual, que respete la vida de los salvadoreños, siendo un momento oportuno para hacer transformaciones de las cargas económicas y tributarias como esta Revista lo ha hecho saber en sus recientes publicaciones.

     San Salvador, 17 de mayo del 2020.