"Creo en el respeto al Estado democrático de Derecho puesto al servicio de la dignidad humana" Ivette Cardona, candidata a Magistrada CSJ

Enfoque Jurídico tuvo la oportunidad de conocer un poco del pensamiento de la doctora Ivette Cardona, candidata a magistrada a la Sala de lo Constitucional, de quien se resalta su preparación en Derecho Constitucional por encima de otros candidatos y candidatas, y quien califica el trabajo de la Sala de lo Constitucional actual con nota de ocho. Aquí lo que nos dijo:

Enfoque Jurídico (EJ): ¿Con cuál corriente de pensamiento jurídico filosófico se identifica?

Ivette Cardona (IC): Si las corrientes de pensamiento jurídico están encaminadas a determinar la visión, conjunto de ideas o teorías desde las cuales se tienden a explicar y resolver problemáticas jurídicas, debo decir que me adscribo al constitucionalismo garantista y humanista, tal como se puede apreciar en mi tesis doctoral denominada “La figura del amparo constitucional en España y El Salvador: Análisis comparativo de sus posibilidades de tutela, con especial atención a su incidencia contra actos de particulares”.

Desde mi perspectiva, la aplicación del Derecho debe realizarse desde la interpretación de la Constitución como norma primaria del ordenamiento jurídico, atendiendo a sus valores y principios y bajo el prisma de la dignidad humana. En otras palabras, la interpretación de la ley u otro tipo de norma ordinaria ha de realizarse en concordancia con los postulados garantistas y humanistas que la Constitución proclama.

EJ: Tomando como base su carrera profesional, ¿cuál es la especialidad o área del derecho en la que considera tener más experiencia?

IC: Mi experiencia y formación académica ha girado en torno al Derecho Constitucional.

EJ: Mencione 3 autores con los que se siente identificado en su manera de pensar.

IC: A) José Luis Cascajo Castro, constitucionalista español y ex Director del Departamento de Derecho Público de la Universidad de Salamanca, España, quien fue mi director de tesis doctoral.

B) Pedro de Vega, constitucionalista español y ex catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, España.

C) Konrad Hesse, constitucionalista alemán.

D) Juan María Bilbao Ubillos, constitucionalista español.

E) José Albino Tinnetti, jurista salvadoreño.

EJ: De 0 a 10, ¿con qué nota calificaría el trabajo realizado por la Sala de lo Constitucional saliente?

IC: Lo calificaría con un 8, por las siguientes razones:

A) Ha reconocido derechos implícitos en el texto constitucional, así como lo hizo composiciones anteriores a esta Sala, lo cual es una línea jurisprudencial coherente con la necesidad vital de actualizar a la luz de la dinámica social, el texto constitucional.

B) Ha respondido las demandas planteadas en concordancia con el debido proceso dando oportunidades de controvertir la prueba y motivando sus decisiones jurídicas.

C) Da la impresión de que se han resuelto casos sin atender a los más antiguos sino prefiriendo los casos con connotación política.

EJ: Considerando que la elección de magistrados recae en un órgano eminentemente político, ¿de qué manera garantizaría su independencia judicial?

IC: La independencia judicial se garantiza con el compromiso de resolver las controversias que se planteen utilizando el único método que legitima una decisión judicial: el método jurídico y sin influencias indebidas de ningún sector; es decir, adscribiéndose a la Constitución y a la ley. Por ello, es indispensable que si bien la Asamblea Legislativa, es el órgano político por excelencia, ésta decida nombrar magistrados tomando en cuenta su trayectoria profesional, de donde se advierta el compromiso del candidato exclusivamente con el Derecho, que asegure imparcialidad.

EJ: ¿A qué le atribuye la baja participación de abogados en la votación de abogados realizada por la FEDAES?

IC: Según las estadísticas de la propia FEDAES, la participación de los abogados en las votaciones rodea el 20%. En esta ocasión, se ha incrementado levemente. Pese a que los abogados tenemos el privilegio de participar ejerciendo el sufragio activo y pasivo –como postulantes y electores- la propia dinámica del proceso desincentiva la participación. Me refiero a que a veces hay poco conocimiento de los candidatos, y los que se conocen no responden a la expectativa de los electores; por otra parte, la propia “campaña” que realizan los candidatos en muchos casos se ha orientado a hacer más ofrecimientos puntuales que a demostrar la trayectoria profesional y, por tanto la capacidad y honradez para desempeñar el cargo.

EJ: En una frase, ¿cómo se describiría?

IC: Como una persona que practica valores y asume retos, y que como abogada, cree firmemente en el respeto al Estado democrático de Derecho puesto al servicio de la dignidad humana y por tanto del desarrollo de la persona en su ámbito individual, social, económico y cultural.