Calculo de prestación económica
Calculo de prestación económica

En la entrega anterior, hice referencia a que la prestación económica por renuncia voluntaria sólo aplica a empleados de la empresa privada y algunas autónomas que generen recursos propios; hablamos también sobre el tema del requisito indispensable de dar un pre-aviso al empleador, de 15 o 30 días según el caso y finalmente expuse los requisitos establecidos en la Ley para presentar la renuncia respectiva.

En esta publicación, además de hablar del resto de formalidades exigidas por ley para que la prestación por renuncia opere de forma debida, analizaremos cómo debe ser realizado el cálculo de la misma.

Es importante establecer que para que el empleado pueda acceder a la obtención de la prestación económica por renuncia, es necesario que tenga por lo menos dos años de servicio efectivo y continuo de laborar en la empresa para el mismo empleador.

En este caso, la antigüedad se contará a partir de la fecha de inicio efectivo de la prestación de servicios, no importando que el contrato escrito haya sido otorgado de forma posterior.

En relación a la continuidad, para el goce de la prestación, ella no se interrumpe en los casos en que se suspenda el contrato de trabajo, como en los casos de descanso pre y post-natal. De igual forma la celebración periódica y continua de contratos de trabajo, en principio no afectará la antigüedad del trabajador.

No obstante lo anterior, la Ley ha establecido como excepción, que si ha existido una celebración periódica y continua de contratos de trabajo y ha mediado el pago de una prestación económica en razón de la finalización del mismo (como la indemnización a fin de cada año) se entenderá por interrumpida la antigüedad, y se contará a partir del último pago realizado.

Para probar la interrupción de la antigüedad del trabajador por medio de la indemnización por la finalización del contrato, dicho acto debe estar redactado en hojas extendidas por la Dirección General de Inspección de Trabajo o por los jueces de primera instancia en materia laboral.

En relación al cálculo de la prestación económica por renuncia, aún existen ciertas dudas y esto se debe en su mayoría al hecho de que para la determinación de la prestación, la ley utiliza dos figuras distintas 1) El Salario Básico y 2) el Salario Mínimo.

  • El Salario Básico, es la retribución en dinero que el patrono está obligado a pagar al trabajador por los servicios que le presta en virtud del contrato de trabajo.
  • El Salario Mínimo, es la remuneración mínima establecida por decreto, que los empleadores deben pagar a sus trabajadores por sus labores.

La ley en principio ha establecido que los empleados permanentes que renuncien a partir de los dos años, recibirán una prestación económica equivalente a quince días de salario básico por cada año de servicio.

Sin embargo, para los efectos del cálculo de la prestación económica, ningún salario podrá ser superior a dos veces el salario mínimo diario legal vigente que corresponda al sector de la actividad económica del empleador.

Como ejemplo para el caso, actualmente el Salario Mínimo correspondiente al sector de Comercio y Servicios para el 2015 es de $251.70, por lo que el salario mínimo diario legal vigente es de $8.39 y el doble es de $16.78.

En el hipotético de que un trabajador del sector comercio que ha trabajado por tres años para el mismo empleador y que en virtud de su contrato de trabajo gane un salario básico de $251.70, el cual sucede que coincide con el salario mínimo establecido por decreto ejecutivo, al momento de su renuncia se le calculará la prestación por renuncia de la siguiente manera:

$8.39 (salario mínimo diario legal) x 15 (días) = $125.85 (prestación económica por cada año trabajado) $125.85 (prestación económica por cada año trabajado) x 3 (años trabajados) = $377.55 como prestación económica por renuncia voluntaria.

No obstante en aquellos casos en los que el empleado, según su contrato de trabajo, goce de un salario básico superior a dos veces el salario mínimo diario legal vigente, al momento de la renuncia no recibirá el equivalente  a quince días de salario básico diario por cada año de servicio, sino que su remuneración de 15 días será calculada en base a dos veces el salario mínimo diario legal vigente por año trabajado, de tal manera que la remuneración por año trabajado no pueda excederse del Salario Mínimo Vigente para cada sector, y esta ha sido la manera en que el legislador ha puesto un máximo sobre el pago de la remuneración por renuncia voluntaria.

En el caso de un trabajador del sector comercio, con antigüedad de 5 años que gana $1,000 de salario básico mensual, su salario básico diario es de $33.33, por lo tanto excede los $16.78 correspondiente a dos veces el salario mínimo diario legal, por lo que el valor de la prestación se calcularía de la siguiente manera:

$16.78 (dos veces el salario mínimo diario legal) x 15 (días) = $251.70 (Prestación económica por cada año trabajado) x 5 (años de trabajo) = $1,258.50 por prestación económica por renuncia voluntaria.

Lo anterior significa que los quince días de salario básico por cada año de servicio, sólo aplica a aquellos trabajadores permanentes, que en virtud de su contrato de trabajo, ganan un salario de los cuales sus 15 días no sobrepasen el límite del salario mínimo vigente para cada sector.

A efectos de realizar los cálculos respectivos, dependiendo de cada sector a continuación detallo el valor de los salarios mínimos vigentes para el 2015.

Sector

Mes

Diario

Doble Diario

Comercio y Servicios

$251.70

$8.39

$16.78

Industria

$246.60

$8.22

$16.44

Maquila Textiles y Confección

$210.90

$7.03

$14.06

Agrícola

$118.20

$3.94

$7.88

En la próxima entrega haré alusión a los temas pendientes de la Ley Reguladora de la Prestación Económica por Renuncia Voluntaria, tales como los aspectos relacionadas con los tributos, el pago de vacación y aguinaldo y los casos de multiplicidad de renuncias.

Ver parte final de esta serie.

Si deseas citar este artículo, hazlo así:

QUEZADA, SOFIA. “Prestación Económica por Renuncia Voluntaria: Buscando Nuevos Horizontes. Parte II”. Publicado en la Revista Jurídica Digital “Enfoque Jurídico” el 9 de enero de 2015.   http://www.enfoquejuridico.info/wp/archivos/1201