Beneficios de los medios digitales para tu bufete jurídico

Un abogado sin el manejo de técnicas de litigación oral, es como un bufete jurídico sin la utilización de medios de comunicación digital, así de simple.

Los beneficios de los medios de comunicación digital, aprovechables para el desempeño e imagen de tu bufete jurídico, son una herramienta indispensable para la materialización de tus capacidades y habilidades en la práctica forense; por ello es necesario que esa área sea un punto en tu agenda para el fortalecimiento y el desarrollo de tu despacho.

Los medios escritos, televisivos, e incluso radiales actualmente han quedado muchos peldaños atrás de los medios digitales; estos últimos se caracterizan por brindarte una identidad digital corporativa constante, sin embargo el rendimiento de esta gran herramienta dependerá de la importancia que le brindes y de la calidad de trabajo que desarrolles.

Los medios digitales te proporcionan inmediatez, visibilidad, credibilidad, influencia y permanencia en el tráfico informativo, siendo una estrategia de comunicación sólida y evolutiva, facilitándote la comunicación con tus posibles o actuales clientes, socios de negocios, el intercambio académico, proyectos de responsabilidad social, etc.

Pero ¿Cómo lograr un posicionamiento en el entorno digital?

El primer paso que te recomendamos debes dar, para crear la identidad digital corporativa que deseas, es hacer un uso adecuado del correo electrónico y de la mensajería instantánea de redes sociales, el contacto con las personas en el mundo digital es el punto de partida para tu reputación. Una empresa que minimice la comunicación, únicamente permitirá que los medios digitales sean quienes manejen su imagen digital corporativa.

Esto se debe a que los medios digitales (hagas uso de ellos o no) generan una reputación digital en la opinión de los usuarios digitales, esto en un mundo tecnológicamente revolucionado que día a día busca cómo superarse a sí mismo.

¿Deben los bufetes jurídicos entrar en las redes sociales?

Absolutamente sí, las redes sociales son unas de las vías más importantes de promoción de tus productos y tus servicios, con la ventaja de menos costos en la lista de tus gastos.

Las redes sociales mejoran y afinan la difusión de tu actividad laboral, responsabilidad social e imagen profesional; también permiten una comunicación con otros profesionales e instituciones, pues sabemos que la profesión del jurista constantemente necesita del complemento de otras disciplinas, y que el trabajo en equipo logra mejores resultados, que indirectamente, construyen una sociedad más comprometida, solidaria y responsable.

Sin embargo, como todo, los medios de comunicación digital tienen sus contras, pues el hacer mal uso de ellos te podría significar pérdidas económicas, daños en tu imagen y en tu reputación. Los principales peligros que podrías enfrentar son suplantación de identidad, comentarios negativos de terceros, registro abusivo de nombre de dominio, fuga de información de tu bufete o quejas de clientes insatisfecho por actuaciones que están fuera de tu alcance profesional.

Es fundamental que los miembros de tu bufete jurídico sean cuidadosos con el uso de las redes sociales personales, pues existe en esta profesión un código deontológico que se visualiza a través de la práctica y no de la retórica, es tu actuar y el de tu equipo el que construye tu imagen digital corporativa, y te permite consolidar tus fortalezas o caminar hacía un vacío ético y profesional.

Como datos que recomendamos debes difundir, para generar confianza en tus posibles clientes, y alejarte de la lista de fantasmas digitales, son el de proporcionar información sobre la dirección física de tu bufete, información de tu equipo de trabajo, la forma en que desarrollas la gestión con clientes, incluso el proceso de selección para formar parte de tu equipo como empleado o pasante.

Sin duda es necesaria la asesoría o el trabajo de un profesional en los medios digitales, el “Community Manager” es un rol activo y especializado en la generación de conversación e interactuación, comunicación directa y constante, que traerá efectividad a la estrategia que emprendas a favor de tu imagen digital corporativa.