El nuevo registro de garantías mobiliarias y sus principales características.

*Illich Orlando Quinteros

El Registro de Garantías Mobiliarias inició  operaciones el día 14 de octubre de 2014, seis meses  después de la  vigencia de  La Ley de Garantías Mobiliarias,  la cual fue aprobada mediante Decreto  legislativo N°488, de fecha 19 de septiembre de 2013, inspirada en la Ley Modelo Interamericana sobre Garantías Mobiliarias elaborada por la Organización de Estados Americanos (OEA) en el año 2002.

La Ley presenta una serie de reformas en materia de garantías mobiliarias,  creando un marco jurídico ágil y moderno con el objeto de potenciar el acceso al crédito, así como el valor económico de los bienes muebles de diversa índole,  para que puedan ser objeto de garantía y respaldar adecuadamente las obligaciones de toda naturaleza que contraigan los diversos sectores de la economía del país, principalmente a la micro, pequeña y mediana empresa, para lo cual establece  la creación de un Registro electrónico, dotado de las medidas de seguridad indispensables para su adecuado funcionamiento.

Este Registro debe responder a la naturaleza de las transacciones que  realiza el usuario (folio personal) y no a los bienes en sí mismos (folio real), de tal manera  que no es un Registro de bienes o de propiedad, ni mucho menos un Registro de contratos o títulos, en realidad es un Registro de deudores, pues su objetivo primordial es que los terceros conozcan el derecho preferente que un sujeto (acreedor) tiene respecto de los bienes muebles dados en garantía por un deudor. Desde otro punto de vista también es considerado un Registro de derechos reales ya que en él se inscribe la garantía mobiliaria como derecho real constituido por un deudor garante a favor de un acreedor para garantizar el cumplimiento de una o varias obligaciones suyas o de un tercero.

El Registro se convierte en uno de los pilares fundamentales de esta reforma en materia de garantías mobiliarias y para que este en congruencia con lo que señalan las buenas prácticas internacionales y los principios aceptados internacionalmente, el Registro deberá tener las siguientes características: a) Ser un registro unitario (centralizado en cuanto a la información en materia de GM -Garantía Mobiliaria-); b) Organizado bajo un sistema de folio personal principalmente; c) Registro electrónico (recibe notificaciones); d) De bajo costo y fácil acceso.

En este orden de ideas, analizaremos brevemente a continuación cómo desarrolla en la normativa de El Salvador, el nuevo Registro de Garantías Mobiliarias y la congruencia con las características antes mencionadas:

a. Registro Unitario. La LGM (Ley de Garantías Mobiliarias) de El Salvador crea en el Título IV el Registro de Garantías Mobiliarias como una dependencia del Centro Nacional de Registros. Por lo tanto, se adopta la recomendación internacional de establecer un Registro especializado que tendrá “por objeto la inscripción de la constitución, modificación, prorroga, extinción y ejecución de garantías mobiliarias y consecuentemente, la publicidad de las mismas”.2

El literal d) del artículo 41 de la LGM, establece:

“En el Registro deberán centralizarse e inscribirse las garantías otorgadas sobre bienes muebles definidas por esta Ley”.

Así, aunque el Registro de Prendas (parte del Registro de Comercio) que existía antes de la vigencia de esta ley no fue expresamente derogado en la LGM, la norma antes citada nos ayuda a interpretar que el RGM (Registro de  Garantías Mobiliarias) será un registro unitario especializado.

Vemos que, por una parte, el Artículo 41 citado establece claramente que el Registro de Garantías Mobiliarias es el ente encargado de la inscripción de todo lo concerniente a las garantías mobiliarias; por otro lado, el Artículo 86 de la LGM establece:

“En el ámbito de su aplicación, las presentes disposiciones por su carácter especial, prevalecerán sobre cualquier otras que las contraríen…Las prendas inscritas con anterioridad a la vigencia de la presente ley, mantendrán su prelación de conformidad con las inscripciones que consten en los registros respectivos. Las partes tienen el derecho de inscribir tales prendas en el Registro de Garantías Mobiliarias a efecto de publicitar la información en atención a la persona del deudor garante y sin que por ello pierdan la prelación adquirida. Sin embargo, cualquier gravamen que se constituya sobre estos bienes con posterioridad a la vigencia de la presente ley, se regirá´ por lo dispuesto en ésta y deberá´ hacerse alusión a la existencia de una prenda, a efecto de evitar gravámenes ocultos”.

Por lo tanto y utilizando una línea de razonamiento acorde con lo establecido en la normativa, debiera entenderse que las prendas subsisten en el Registro de Comercio durante el plazo de su vigencia y únicamente para una eventual modificación y consecuente cancelación porque nacieron a la vida jurídica al amparo de otra ley, pudiendo incluso las partes, en aras de proteger sus derechos, trasladar la inscripción de las mismas al RGM.

La correcta interpretación de este tema es fundamental para el buen funcionamiento del sistema de garantías mobiliarias en El Salvador, de lo contrario se estarían creando sistemas paralelos de registro que lejos de lograr el objetivo de transparencia aumentaría costos e inseguridad a las partes contratantes.

b. Registro de Deudores. La literal b) del artículo 41 de la LGM establece claramente que el RGM “Se organizará por un sistema de folio electrónico personal, en función de la persona individual o jurídica, que sea el deudor garante. Debe ser transparente y dar publicidad a todos los gravámenes vigentes sobre los bienes muebles del deudor. Se ordenará con base en los números de identificación tributaria de los deudores garantes, según se disponga en el Reglamento de esta Ley.” Por lo tanto, se trata de un archivo de deudores, que permite búsquedas bajo el nombre o Número de Identificación Tributaria de cada deudor, para determinar sobre cuales bienes el acreedor tiene un derecho preferente, estando en su posesión o no, y que en esa base de datos se está publicitando.

Si bien la recomendación es que se organice principalmente bajo el sistema de folio personal, es pertinente señalar que cuando se inscriben bienes muebles que cuentan con un número de identificación único como placas, chasis, números de motor o números de serie,  también debe permitirse la búsqueda bajo este criterio. Finalmente, también debe tenerse presente el caso de deudores extranjeros, que no necesariamente tienen Número de Identificación Tributaria en la República de El Salvador, por lo que se deberán implementar reformas a la Ley que establezcan mecanismos para que ellos puedan ejercer operaciones comerciales sin necesidad de tramitar dicho documento y con ello se logre un incremento del crédito a los sectores que hemos mencionado.

c. Registro Electrónico. Esta característica está contenida en los párrafos segundo y tercero del Artículo 39 que establece:

“El Registro de Garantías Mobiliarias es público, electrónico, de inscripción automática, dotado de mecanismos de seguridad indispensables que garanticen y salvaguarden los derechos inscritos, así como la información que en el mismo conste. Los formularios registrales para su inscripción se sujetarán al sistema electrónico aplicable.”3.

De acuerdo a ello, estamos ante un Registro en el que no habrá calificación, al ser electrónico permite ingresar solicitudes en forma automática,  por procesos virtuales (internet), que quedan en la base de datos en tiempo real.

Este tema comprende, por lo tanto, que no es un Registro de contratos y, de esa suerte no debe calificarse la validez formal o de fondo del contrato que contiene la constitución de la garantía, o de cualquier otro documento que dé lugar a una inscripción registral. Este es un punto fundamental para el funcionamiento del sistema, pues el Registro de Garantías Mobiliarias no tiene responsabilidad en cuanto a la validez, eficacia de los contratos inscritos, tampoco sobre la veracidad de las inscripciones que hacen los usuarios autorizados. En este sentido, consideramos oportuno lo contenido en el último párrafo del Artículo 44:

“Los usuarios autorizados serán responsables civil y penalmente de la veracidad de la información que es presentada en el Registro de Garantías Mobiliarias.”

d. Registro de bajo costo y fácil acceso. Dado que se trata de un registro electrónico, su costo ha de ser bajo para incentivar su uso por parte de todos. En la medida que este registro sea usado para mayor número de transacciones, mejor estará cumpliendo con su finalidad publicitaria. Así, si no es un Registro de contratos sino de notificaciones o avisos, deberá cobrar por lo menos montos bajos si no es posible establecer montos fijos o estandarizados que sería lo conveniente, y no tarifas en rangos y ser de acceso automático por vía electrónica, tanto para las inscripciones en línea como para las consultas que el público quiera hacer para conocer lo que ahí se encuentra inscrito.

Con el objeto de lograr acceso fácil al mayor número de personas el Artículo 44 de la LGM establece:

“Cualquier persona podrá tener acceso al Registro y solicitar constancias de las inscripciones. De igual manera se podrá solicitar la emisión de certificaciones de registro o de gravámenes existentes. Las personas interesadas podrán solicitar ser usuarios autorizados y contar con una clave confidencial de acceso al sistema del Registro, con la que podrán presentar los formularios registrales respectivos, realizar consultas y solicitar certificaciones de registro o de gravámenes. Para ser autorizados, deberán seguir el procedimiento que se establezca en el Reglamento de esta Ley…”

Con base en lo antes señalado, se cumple que al ser organizado, será un Registro de fácil acceso, en forma automática y en tiempo real.

En cuanto a los costos, el artículo 49 y 50 de la LGM regula el Arancel del RGM estableciendo un régimen mixto, tanto de tarifas fijas como tarifas progresivas o en rangos en atención al monto garantizado.4.

Se puede verificar que los aranceles establecidos en la LGM  son ahora mucho más bajos que los regulados en la Ley del Registro de Comercio, lo cual ha provocado una respuesta positiva en los usuarios y reflejada en el número de inscripciones realizadas, superando las 8,000 inscripciones según el informe del primer trimestre del presente año y más de 1,200 millones de dólares en concepto de créditos generados a través de estas garantías mobiliarias inscritas en el Registro.

 En conclusión, considero que El Salvador ha logrado desarrollar un modelo de Registro con base en el cumplimiento de la mayoría de las recomendaciones que al respecto ha publicado tanto la OEA como la CNUDMI (Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional) cumpliendo con las mejores prácticas internacionales en la materia, sin embargo cabe mencionar que esto implica un duro cambio en la concepción de los Registros Constitutivos a un nuevo concepto de Registro considerado por algunos un Registro de deudores   para otros un Registro de derechos reales, así como un cambio gradual pero importante en la concepción de los derechos reales y bienes que deben ser considerados garantías mobiliarias a la luz de la nueva legislación.5.

* Sobre autor: Illich Orlando Quinteros, del Centro Nacional de Registro de El Salvador

Notas al pie:

  1. Ver al respecto Art. 13. Ley de Garantías Mobiliarias.
  2. Ver al respecto Art. 39. Ley de Garantías Mobiliarias
  3. Ver al efecto el Artículo 41 literales a), c) y e) que establece que el RGM operará por medio de formularios estándar, que se presentan en formato electrónico (no físico) y cuya calificación se limita a que el sistema verifique que se han llenado los campos necesarios en tal formulario
  4. El Registro de Garantías Mobiliarias es autosostenible, y siendo un registro electrónico los costos iniciales serán altos para su organización e implementación; sin embargo, una vez esté trabajando el número de operaciones debiera ser el que lo sostiene económicamente.
  5. a) Los 12 Principios del NLCIFT (National Law Center for Inter-American Free Trade)
    Para las Garantías Mobiliarias en las Américas. Op.Cit. No.8. Principio séptimo. B) Guía Legislativa sobre Operaciones Garantizadas. Preparada por la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI), aprobada por Asamblea General de Naciones Unidas en resolución 63/121 del 11 de diciembre del 2008. C) Pueden consultarse los siguientes documentos: Proyecto de guía legislativa técnica sobre la creación de un registro de garantías reales, elaborado por CNUDMI, disponible en: www.uncitral.org/uncitral/es/about_us.html, así como el Reglamento Modelo para el Registro en virtud de la Ley Modelo Interamericana sobre Garantías Mobiliarias, aprobado por la Séptima Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (CIDIPVII).