“no es correcto aplicar 5%adicional de contribución especial a valor exacto de recarga”

*Mario Ernesto Juárez

El presente artículo pretende hacer un aporte estrictamente académico, a la aplicación del Decreto Legislativo número 162, de fecha cuatro de noviembre de 2015, publicado en el Diario Oficial número 203, Tomo 409, de fecha 5 de noviembre del año citado, tributo conocido como “Contribución Especial a la Seguridad Ciudadana” (CESC).

La ley a que se hace referencia tiene por objeto establecer una Contribución Especial para financiar los planes adicionales de Seguridad Ciudadana y Convivencia; dicho tributo se causa o la obligación de pagarlo surge por:

  • La adquisición y/o utilización de servicios de telecomunicaciones en todas sus modalidades, (servicios públicos de telefonía, fija y móvil, contratación de servicios de televisión por suscripción, ya sea que se reciban por medios alámbricos, inalámbricos) independientemente de los medios tecnológicos, terminales, aparatos o dispositivos que se empleen para su consumo; y,
  • La transferencia de cualquier tipo de dispositivo tecnológico, terminales, aparatos y accesorios de los mismos que permitan la utilización de servicios de telecomunicación, según lo señala el artículo 1 de la citada Ley.

Cuando la doctrina menciona la expresión “tributos” y sus términos más específicos “Impuestos, Tasas y Contribuciones Especiales”, se están refiriendo a una diversidad de medios legales por medio de los cuales, el Estado puede hacer uso, en su poder de imperio para obtener recursos públicos que servirán para satisfacer bienes y servicios públicos.

Villegas (2001) señala que conforme a la clasificación más aceptada por el derecho positivo, los tributos se dividen en: a) Impuestos, b) Tasas, y; c) Contribuciones Especiales; y describe los tributos, como aquellas prestaciones en dinero que el Estado exige en ejercicio de su poder de imperio en virtud de una ley y para cubrir los gastos que le demanda el cumplimiento de sus fines.

¿Por qué una Contribución Especial y no un Impuesto a la Seguridad Ciudadana?

Un tributo denominado “Impuesto” sirve para financiar actividades estatales generales, como prestar servicios de salud, educación, inclusive seguridad, entre otras actividades; y los ingresos que se recaudan en concepto de “impuestos” van al Fondo General de la Nación, que no es más que un fondo común de donde el Estado toma recursos para financiar cualquier obra u actividad estatal en cualquier parte del territorio nacional, acorde al Presupuesto General de la Nación aprobado.

La característica antes mencionada, impide jurídicamente, que por medio de un tributo denominado como “impuesto”, se pueda asegurar que los fondos recaudados sean invertidos exclusivamente en los planes adicionales de seguridad ciudadana que el gobierno pretende implementar; ya que, lo recaudado por un “impuesto”, ingresa al Fondo General de la Nación y en ese bolsón, su destino podría ser cualquier necesidad pública en todo el territorio nacional, lo cual dificultaría el control ciudadano de los fondos ingresados y el destino de los mismos hacia los planes adicionales de seguridad ciudadana, para los cuales se pretende recaudar, causando inseguridad jurídica al contribuyente si verdaderamente lo que está pagando tiene el destino por el que se le está cobrando.

La Contribución Especial, a diferencia del Impuesto, se recauda con el objeto de financiar una actividad especial del Estado y cuyos ingresos son y deben ser destinados exclusivamente para lo que se está cobrando, por lo tanto, esos ingresos no van al Fondo General de la Nación, ni se confunden con los fondos obtenidos de otros tributos, sino que esos ingresos van a un fondo especial, siendo así más fácil identificar lo que ingresa y el monto que se puede destinar a la actividad estatal de destino específico que creó el tributo, lo cual permite mayor seguridad jurídica del contribuyente y un mejor control del ingreso y gasto de esa contribución. Por esa y otras razones técnicamente el Tributo a la Seguridad Ciudadana que se aprobó por medio del decreto legislativo en comento, es denominado como una “Contribución Especial” y no como un “Impuesto” tal y como lo llama la ley que lo creó.

¿Cómo se debe calcular la contribución especial del 5% a la Seguridad Ciudadana?

Una vez creada la Ley que contiene el tributo antes citado y con su entrada en vigencia, unos de los primeros problemas que las compañías que prestan servicios de telefonía y similares, gravados con el citado tributo, tuvieron fue identificar la forma correcta de aplicación de la citada contribución al servicio específico que el Estado les obliga a aplicar; a tal punto, que en los primeros días de vigencia de la ley en comento, muchos comercios se negaban a vender servicios de recarga telefónica, por no tener clara la forma de aplicación de la contribución especial por parte de las compañías telefónicas, generando en esos días un caos para la población que necesitaba recargar saldo.

Así pues estudiando lo establecido académicamente el artículo 7 de la citada ley, se establece que la alícuota (o porcentaje) en concepto de Contribución Especial, es de 5%, (cinco por ciento) que se aplicará sobre el valor de la contraprestación o del servicio prestado (base imponible), excluyendo de ese valor del servicio el Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios (más conocido como IVA que es un 13% adicional aplicado sobre el valor real del servicio).

A manera de Ejemplo: Si el servicio de recarga de saldo de telefonía móvil antes de la entrada en vigencia de la ley tenía un precio de $1 un dólar (valor que ya incluía el 13% de IVA), no es correcto aplicar con una simple operación aritmética el 5% adicional de la Contribución Especial de Seguridad Ciudadana al valor exacto de la recarga, para este caso el ejemplo del valor de dólar $1, como se escucha de la publicidad de las compañías telefónicas, cuando mencionan recarga $1.05, $2.10 o $3.15 en donde pareciera están aplicando el 5% al valor total del servicio que también incluye el 13% de IVA, cuando tal situación está específicamente regulada en el mismo art. 7, cuando establece de manera clara que la base sobre la que se aplicará el 5% es el valor del servicio excluyendo a ese valor el 13% de IVA.

La aplicación del 5% de la Contribución Especial a la Seguridad Ciudadana por parte de las compañías telefónicas debe primeramente excluirse del valor de la recarga el 13% de IVA que ese dólar ya tiene incluido en el precio, así pues:

Concepto Valor
Valor de recarga con 13% IVA Incluido antes de la Ley de CESC. $1.00
Valor del servicio de recarga excluyendo el 13% de IVA $0.8850 centavos de dólar
Base imponible del valor del servicio real, para aplicar el 13% de IVA y el 5% de CESC Porcentaje a aplicar Valor en $
$0.8850 centavos de dólar 13% IVA $0.1150 centavos de dólar
$0.8850 centavos de dólar 5% CESC $0.044 centavos de dólar
Concepto
Valor del servicio $0.8850 centavos de dólar
13% IVA sobre valor de servicio $0.1150 centavos de dólar
5% de CESC sobre el valor del servicio $0.044 centavos de dólar
Valor total de la recarga con tributos incluidos (aplicación correcta) $1.044
Valor cobrado en los establecimientos comerciales (valor retomado de la publicidad de las telefónicas en medios de comunicación) $1.05

De lo anterior, podría advertirse que por simple aproximación, los establecimiento comerciales y las empresas telefónicas para no cobrar los $1.044. Cobran su aproximado que es $1.05, lo cual parecería lógico; sin embargo, cuando la recarga es de $2.10 se observa de manera clara que las empresas no cobran por aproximación, ya que si aplican de forma correcta lo establecido en el Decreto de la CESC, la recarga debe costar $2.09 y no $2.10 tal como se aprecia de la siguiente aplicación:

Concepto Valor
Valor de recarga con 13% IVA Incluido antes de la Ley de CESC. $2.00
Valor del servicio de recarga excluyendo el 13% de IVA $1.77
Base imponible del valor del servicio real, para aplicar el 13% de IVA y el 5% de CESC Porcentaje a aplicar Valor en $
$1.77 13% IVA $0.23 centavos de dólar
$1.77 5% CESC $0.088 centavos de dólar
Concepto
Valor del servicio $1.77
13% IVA sobre valor de servicio $0.23
5% de CESC sobre el valor del servicio $0.088
Valor total de la recarga con tributos incluidos (aplicación correcta) $2.088
Valor cobrado en los establecimientos comerciales (valor retomado de la publicidad de las telefónicas en medios de comunicación) $2.10
Valor que debería reintegrase al consumidor $0.01

A simple vista, la diferencia no parece demasiada, siendo entre medio centavo y un centavo lo mal aplicado, pero al aumentar la cantidad del valor del servicio a montos superiores a un dólar $1 la diferencia es cada vez más significativa, así pues:

Concepto Valor
Valor de recarga con 13% IVA Incluido antes de la Ley de CESC. $10.00
Valor del servicio de recarga excluyendo el 13% de IVA $8.849
Base imponible del valor del servicio real, para aplicar el 13% de IVA y el 5% de CESC Porcentaje a aplicar Valor en $
$8.849 13% IVA $1.150 centavos de dólar
$8.849 5% CESC $0.44 centavos de dólar
Concepto
Valor del servicio $8.849
13% IVA sobre valor de servicio $1.150
5% de CESC sobre el valor del servicio $0.44
Valor total de la recarga con tributos incluidos (aplicación correcta) $10.43
Valor cobrado en los establecimientos comerciales (valor retomado de la publicidad de las telefónicas en medios de comunicación) $10.50
Valor que debería reintegrarse al consumidor $0.07

Con lo anterior, se pretende mostrar la aplicación correcta para calcular el 5% del CESC, excluyendo en todo momento el 13% del valor del IVA, ya que no puede calcularse tributo sobre un valor que ya incluya otro tributo. Por lo que tomando como referencia la misma publicidad de las empresas telefónicas, se evidencia una posible mala aplicación del tributo en el caso específico de la venta de recargas de tiempo aire para llamadas telefónicas. En ese sentido, podría  recomendarse, se aplique correctamente el 5%, sobre la base imponible correcta  y si financieramente se vuelve difícil aplicar por las posibles aproximaciones en centavos de dólar, preferentemente se sugiere se disminuya el tiempo aire ofertado en minutos al consumidor final, para que la recarga siguiese costando $1.00 o $2.00 ya incluyendo el 13% de IVA y el 5% de Contribución Especial a la Seguridad Ciudadana, para evitar confusiones de los comerciantes en su aplicación y de los consumidores al momento de adquirir las recargas.

Mario Ernesto Juárez
Mario Ernesto Juárez

* Sobre Autor: Mario Ernesto Juárez, Decano Facultad de Ciencias Jurídicas, Universidad Evangélica de El Salvador.

Referencia Bibliográfica:

Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, Decreto Legislativo número 162, de fecha 4 de noviembre de 2015, publicado en el Diario Oficial número 203, Tomo 409, de fecha 5 de noviembre del año 2015.

Ley de Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios y sus reformas. Decreto Legislativo número 296, de fecha 24 de julio de 1992 publicado en el Diario Oficial número 143, Tomo 316, de 31 de julio de 1992.

Guía de Orientación General 03/2015, para el tratamiento tributario de la Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia. Dirección General de Impuestos Internos, Ministerio de Hacienda de El Salvador.

Villegas, Héctor (2001). Curso de Finanzas Derecho financiero y tributario, 7 Edición, ampliada y actualizada, Tomo único, Ediciones De Palma, Buenos Aires.