La inconstitucionalidad de la ley de amnistía. Un día histórico para las víctimas.
La inconstitucionalidad de la ley de amnistía. Un día histórico para las víctimas.
La inconstitucionalidad de la ley de amnistía. Un día histórico para las víctimas.
La inconstitucionalidad de la ley de amnistía. Un día histórico para las víctimas.

Histórico, es sin duda alguna el principal adjetivo que puede describir lo acontecido en la tarde del día miércoles, cuando la Sala de lo Constitucional dio respuesta a años de espera y décadas de luchas por parte de organizaciones de derechos humanos, mediante la resolución de inconstitucionalidad de la ley de amnistía.

Aunque es apresurado realizar análisis sin tener resolución completa a la mano (la misma se dará a conocer cuando se notifique a las partes), el comunicado de prensa con que el máximo tribunal incendió las redes sociales deja ver muchos elementos interesantes en los que la Sala apoyó su decisión, mismos que pueden ser brevemente esbozados en cuatro puntos fundamentales:

  1. La Sala de lo Constitucional basa su decisión en el entramado constitucional y en el internacional, específicamente en el ámbito constitucional, en el artículo 2 de de la Constitución de la República, mismo en el cual la Sala reiteradamente ha ubicado el derecho de protección jurisdiccional, que entre otras cosas comprende los derechos de las víctimas a obtener respuesta y reparación frente a los hechos que las perjudican, así como el derecho a la verdad frente a crímenes de lesa humanidad.

Esta referencia ni siquiera es nueva en la jurisprudencia constitucional, la misma Sala ya había manejado esta relación de derechos en la Sentencia Definitiva de Amparo 665-2010, contra las actuaciones de la Fiscalía General de la República y del juez Primero de Paz de Tecoluca, departamento de San Vicente, autoridades que se negaban a investigar una de las muchas masacres contra población civil durante el conflicto armado salvadoreño, nos referimos a la masacre de Tecoluca de octubre de 1981, que dejó más de una treintena de asesinatos a sangre fría.

Como se dijo, en dicha resolución, la Sala vinculó el derecho a la verdad, con el derecho a la protección jurisdiccional (acceso a la justicia),  expresando que se trata de un derecho que le asiste a las víctimas ya sean directas o indirectas (el caso de familiares) así como también a la sociedad en su conjunto, y que además se trata de  un derecho con un contenido claro, pues solo se garantiza a través de investigaciones serias, exhaustivas, responsables, imparciales, integrales, sistemáticas y concluyentes por parte del Estado, con independencia del tiempo transcurrido desde la fecha del ilícito, quién fue su autor, en qué fecha, en qué lugar se perpetró, o cómo se produjo el hecho, sosteniendo además que este derecho también supone la posibilidad y la capacidad real de investigar, buscar y recibir información confiable que conduzca al esclarecimiento imparcial y completo de los hechos[1].

  1. La Sala de lo Constitucional confirma caracteres de los delitos de lesa humanidad que sobradamente maneja desde hace muchos años la jurisprudencia más autorizada en el derecho internacional de los derechos humanos, por ejemplo, se reafirma la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad y la incompatibilidad entre la búsqueda de la verdad para estos hechos y aquellas medidas legislativas o de cualquier otro tipo que obstaculicen la búsqueda de la verdad, la Sala cita las amnistías o los indultos, la jurisprudencia internacional por su parte cita también los fueros o inmunidades parlamentarias o de cualquier otro tipo.
  1. Se reafirma la incompatibilidad entre el procesamiento de estos delitos y el espíritu que transpira en los Acuerdos de Paz de enero de 1992, corroborando lo que salta a la vista con una simple lectura de los mismos, en el sentido que estos acuerdos fundacionales de nuestra democracia actual, nunca cobijaron ni pretendieron cobijar delitos que representan un grave irrespeto a los derechos humanos, lejos de lo anterior, lo que consigna dicho documento expresamente en uno de sus capítulos dedicados a la “superación de la impunidad”, es que “se reconoce la necesidad de esclarecer y superar todo señalamiento de impunidad de oficiales de la Fuerza Armada, especialmente en casos en que esté comprometido el respeto a los derechos humanos”, por lo anterior, los Acuerdos de Paz giraron su mirada e hicieron referencia a los hallazgos y determinaciones de la Comisión de la Verdad en el informe “De la locura a la esperanza” (1992-1993), teniendo a dicho informe como punto de referencia ineludible en la superación de la impunidad.
  1. Esta referencia a los casos que consigna el Informe de la Comisión de la Verdad, tampoco faltará en la resolución definitiva de la Sala de lo Constitucional sobre la Ley de Amnistía, tal como se observa en el comunicado emitido por el máximo tribunal, según el cual “se establece que los hechos excluidos de la amnistía tras la finalización del conflicto armado, son los casos contenidos en el Informe de la Comisión de la Verdad”, sin perjuicio que se puedan conocer otros casos similares o incluso más graves, independientemente del bando perpetrador, pues sobra decir que esta no es una cuestión de bandos o colores partidarios, sino de reconocimiento a la verdad y el sufrimiento de las víctimas, un dolor silenciado por la fuerza a los dolientes en función a la agenda de sectores poderosos.

Es difícil especular más con lo poco que se tiene hasta el momento, quizás es válido pensar que aunque la victoria de las víctimas el día de ayer es enorme e histórica, todavía es una gesta muy lejos de ser definitiva o suficiente, aún falta mucho camino,  y aún faltan fuertes obstáculos, por citar uno de los más importantes, la reiterada negativa y favorecimiento a la impunidad que históricamente ha mostrado la Fiscalía General de la República y los miembros de la judicatura en este tipo de casos, serán una posible piedra de tropiezo a vencer en los siguientes meses (quizás años, y esperemos que no décadas como sucedió con la “Ley de Amnistía”).

Sólo el tiempo dirá si la valentía y coraje mostrado ayer por la Sala de lo Constitucional es un sentimiento que se contagia.

Referencia:

[1] Cfr. SALA DE LO CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Amparo 665-10, del 5 de febrero de 2014

Si deseas citar este artículo hazlo así:

FEUSIER, OSWALDO. “COMENTARIOS DE LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY DE AMNISTÍA. UN DÍA HISTÓRICO PARA LAS VÍCTIMAS”. Publicado en la Revista Jurídica Digital “Enfoque Jurídico” el 14 de julio de 2016