“Otaku fest sv” el festival anime que se convirtió en estafa
“Otaku fest sv” el festival anime que se convirtió en estafa

El Otaku Fest SV fue promocionado por varias semanas en programas de radios, por varios meses en redes sociales, e incluso el organizador acudió al programa matutino “Viva la Mañana” de canal 2 y 4 de El Salvador a promocionarlo, donde prometió que contaría con la participación de dos artistas mexicanos como invitados especiales, Cristina Hernández, voz de Sakura Kinomoto en Sakura Card Captors, y Uraz Huerta, voz de Agumon en Digimon.

La idea que se vendió consistía en  un evento que se llevaría a cabo el 11 y 12 de julio de 2015 en las instalaciones del pabellón número 4 del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO),  donde los amantes del anime y manga (caricaturas japonesas), disfrutarían de una verdadera fiesta, competencias de comic, exposición de figuras, vídeo juegos, productos animes, comida y todo lo relacionado a la cultura japonesa. Los boletos se vendieron en la tienda “Jacarandas”, ubicadas en un reconocido centro comercial ubicado en la capital salvadoreña, sin embargo lo que se promocionó y vendió como un festival termino siendo una Estafa.

A continuación te contamos la historia del joven que fue contratado como diseñador grafico para promocionar y montar dicho evento, quien dedicó muchas horas de trabajo, sacrificio horas de sueño y momentos con su familia, e igual que cientos de salvadoreños, fue estafado, quienes, ocho meses después, aun continúan esperando que La Fiscalía General de la Republica (FGR) resuelva su caso.

Adrián, nombre ficticio para guardar su identidad, es un joven amable, alegre y extrovertido, ha crecido bajo los cuidados de su madre y su hermana, a quienes se refiere como su mayor tesoro. Adrián menciona que su madre es su fuente de inspiración, quien cada día lo motiva para salir adelante, quien todo los días le recuerda que no debe abandonar su sueños, que debe de trabajar y estudiar duro, lo que muchas veces implica sacrificar algunos de sus placeres favoritos como lo son el fútbol, andar en bicicleta y pasar horas en el gimnasio. La mamá de Adrián, tiene una licenciatura en Química y Farmacia y trabaja en una de las farmacias del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), para quien la educación es lo mas importante y primordial, por lo que con mucho sacrificio, como el que hace toda madre soltera, se las ha arreglado para pagar los estudios universitarios de Adrián.

En el 2015, a sus 24 años, Adrián cursaba su último año de la licenciatura en Diseño Grafico en la Universidad de El Salvador, cuando el 21 de mayo de ese mismo año se percató de una publicación sobre una plaza para diseñador gráfico en el área digital y de redes sociales, la cual se promovía como una excelente oportunidad para artistas freelance, un termino en inglés que se utiliza para contratación de trabajos independientes,  en el grupo de Facebook “Diseñadores Gráficos de El Salvador”, en la cual se solicitaba enviar el Curriculum Vitae al correo electrónico otakufestsv@gmail.com con copia al correo lacabudaproduccionessv@gmail.com, propiedad, según el perfil de Facebook del señor Frilom López.

Para Adrián, lo anterior representaba la oportunidad para ayudar a su madre con los gastos de sus estudios, por lo que de inmediato se contactó a través de un mensaje privado en Facebook con Frilom López, a quien preguntó si aún estaba en tiempo para enviar su currículo, la respuesta fue afirmativa.

Adrián, poseía experiencia en el área del diseño debido a que en los últimos dos años de su carrera había trabajado, de forma esporádica, para diferentes organizaciones no gubernamentales (ONGs), diseñándoles campañas publicitarias, afiches de proyectos, panfletos, etc., por lo que la persona registrada como dueño del correo lacabudaproduccioness@gmail.com llamado Mike Herza, luego de ver su Currículo,  se vio interesado en su trabajo en la rama del diseño y  le envió por correo electrónico, las bases, requisitos, precio por cada trabajo (afiches, videos, creación de página de Facebook, etc.) y forma de pago, con la pregunta que si estaba de acuerdo contestará aceptando los términos para pasar a una siguiente fase. “Además me dijo que otra persona y yo estábamos en calidad de finalistas para aplicar a la vacante que se ofrecía, aclarándome que elegiría a un ganador con la creación de un logo de la empresa con el siguiente concepto: “Nuestra Compañía se llama “La Cabuda Production”, el objetivo es, hacer los eventos realizando una “Cabuda, con productores, directores, patrocinadores, publicó y la estrella invitada”, recuerda Adrián.

A las 16 horas del 26 de mayo, Adrián y la otra supuesta persona finalista, fueron citados a un restaurante de comida rápida, situado en las cercanías del redondel Salvador del Mundo, San Salvador, para mostrar sus logos y elegir quien se quedaría con la vacante. Adrián, emocionado por ser finalista se presentó 15 minutos antes de la hora indicada, espero una hora y finalmente, sin la emoción que llegó, se retiró, la persona que lo había citado no se presentó, tampoco el otro finalista.

Es mismo día por la noche, Adrián le pidió una explicación, vía Facebook a Frilom López que era el mismo Mike Herza, quien se disculpo, excusándose que le había enviado un correo electrónico, el cual nunca recibió Adrián, donde le explicaba que no asistiría a la reunión debido a un viaje de negocios que a última hora le requería su presencia en Honduras, por lo que le pidió que le enviara, de una forma protegida, la propuesta de logo; Adrian accedió y envió 5 propuestas diferentes en las cuales había trabajado.

La respuesta no se hizo esperar y esa misma noche, lo contactó al teléfono fijo de su casa (contacto que dejo en su Currículo), un supuesto asistente de Mike Herza anunciándome que había sido seleccionado para ocupar la vacante de diseñador con la empresa, y que le enviaría el contrato por correo electrónico para que lo llenara y se lo reenviara, y que Mike lo llenaría con su firma y se lo reenviaría de regreso, así ambos tendrían una copia del contrato. Así lo hizo, sin embargo Mike no cumplió su parte de firmar el contrato.

Luego de la llamada del supuesto asistente, Mike Herza lo contactó por Facebook y  comenzó a describirle cual sería su trabajo, mencionando que la mayoría de trabajo se canalizaría vía Facebook. “Me dijo que era de nacionalidad Chilena, que llevaba 4 años en El Salvador, que antes tenían un diseñador grafico muy bueno que de hecho había hecho la publicidad para el concierto de Romeo Santos y algunos istmonights, por lo que esperaba lo mejor de mi. A partir de esa comunicación me pidió desarrollar un afiche publicitario sobre el Otaku Fest SV, un evento que se llevaría a cabo el 11 y 12 de julio del 2015, que sería la competencia de comic con y otras convenciones que se aproximaban, en la cual se contaría con 2 artistas mexicanos como invitados especiales, Cristina Hernández, voz de Sakura Kinomoto en Sakura Card Captors, así como Uraz Huerta, voz de Agumon en Digimon”, nos comenta Adrián.

También le comentó, que todo el trabajo se pagaría 2 horas después de terminado el evento, y cada sábado a partir del día 26 mayo se haría un conteo del trabajo realizado, el cual definía el monto total y se le daría un código junto con el total estipulado el cual seria enviado al correo lacabudaproduccionessv@gmail.com. Desde ese momento comenzó a realizar una serie de trabajos, que consistía en el diseño de la publicidad para el evento, la creación y seguimiento de la fanpage en Facebook, la creación de vídeos, etc.

"le comentó, que todo el trabajo se pagaría 2 horas después de terminado el evento, y cada sábado a partir del día 26 mayo se haría un conteo del trabajo realizado, el cual definía el monto total a pagar"
“le comentó, que todo el trabajo se pagaría 2 horas después de terminado el evento, y cada sábado a partir del día 26 mayo se haría un conteo del trabajo realizado, el cual definía el monto total a pagar”

Así mismo, Mike Herza, con quien solo se comunicaba por Facebook, le indicó que el organizador y promotor del evento, de nombre German, también le pediría trabajos de diseños, tales como afiches sobre las ventas que se realizarían dentro del evento. También lo enlazó con otra persona que estaba a cargo de la promoción y venta de boletos en Santa Ana, quien le brindaba la información para actualizar la página de Facebook.

Después de muchas horas de trabajo, Adrián comenzó a exigir un adelanto de lo devengado,  pero no tuvo éxito, el empleador le recordó que el contrato que firmó establecía que el pago sería dos horas después de finalizado el evento en las instalaciones del CIFCO, contrato que le había llegado de forma electrónica y que nunca había regresado con la firma del supuesto empleador.

Adrián y su madre comenzaron a sospechar de que había algo raro en este trabajo, el patrón no se dejaba ver, es más nunca lo había visto en persona, lo conocía solo por las fotos que aparecían en Facebook, a pesar que le había proporcionado dos números de teléfono celular no los contestaba y prefería comunicarse por Facebook, no quería darle adelanto y tampoco había firmado el contrato. Cuando estaba a punto de retirarse sucedió algo que, Adrián interpreta, como la señal de que el evento era serio y real, ambos artistas mexicanos, Cristina Hernández y Huras Huerta, enviaron sus vídeos haciendo invitación al público salvadoreño para que asistieran al evento confirmando su asistencia, los cuales fueron editados por Adrián para dejarlos más llamativos.

El último trabajo lo presentó el ocho de julio del 2015, tres días antes del evento, y en su totalidad recibiría $705 por el trabajo realizado, los cuales le serían entregado  a las 4:30 en el pabellón #4 de CIFCO, un día antes del evento, cambiando un poco los planes pues en la propuesta original le pagarían después del evento, al parecer estaba de suerte. German, el otro organizador le informó que a él también le pagaría a esa hora ese mismo día, a quien tampoco le había dado nada de dinero.

“Al presentarme a CIFCO a la hora estipulada, me encontré por primera vez con Germán, a quien reconocí inmediatamente, pues ya lo había visto en fotos. También, encontré algunos dueños de tiendas esperando armar sus puestos de ventas, a quienes German les había vendido con anterioridad el derecho, en metros cuadrados, para instalarse con sus productos tales como comida japonesa, cervezas, productos animes, videojuegos, etc., sin embargo, a todos se nos negó el acceso al pabellón #4, debido a que no había sido cancelado, por lo tanto no se podía hacer el evento ni montar absolutamente nada. Personal de CIFCO nos informó que teníamos una hora para cancelar” nos cuenta Adrián.

Los clientes comenzaron a exigir una explicación y comenzaron hablar de una estafa, sacaron sus contratos en los cuales Mike Herza, había firmado con firmas distintas y acusaban directamente a German.

Según Adrián, “El ambiente se volvió tenso y caótico, y German explicó a los presentes que todo indicaba que Mike Herza no se presentaría, les dijo que yo era el diseñador gráfico de La Cabuda y que tanto a él como a mi nos debía una gran cantidad de dinero lo que nos convertía en víctimas al igual que ellos”.

Sorpresivamente, dos horas después, apareció el mencionado Mike Herza, a quien reconocieron por fotografías que habían visto con anterioridad. Se disculpó, con un acento de chileno bien practicado, y al mismo tiempo les dijo que no tenía el dinero para pagar el pabellón ni el dinero para devolvérselo a las tiendas afectadas, pero les propuso pasar el Otaku Fest SV para el siguiente fin de semana y hacer un reembolso para las tiendas que así lo quisieran el día jueves 16 de julio del 2015. Ni un solo dueño de tiendas aceptó el trato y en su lugar procedieron a llamar a la Policía Nacional Civil (PNC).

Según Adrián, el  único contacto que tuvo con su supuesto jefe se produjo en ese momento cuando se le acercó a Mike Herza para preguntarle sobre el pago de su trabajo, a lo que respondió con acento chileno “Adrián yo lo sé, yo lo sé, tu sabes que en estos momentos iré a la cárcel pero cuando salga te pago”.

“Cuando llego la PNC, el supuesto Mike Herza, cambió su acento chileno por el salvadoreño y se identificó con su Documento Único de Identidad, fue en ese momento que todos nos dimos cuenta que habíamos sido estafados y que todo, desde la identidad hasta el Octaku Fest era una farsa” comenta con rostro de preocupación Adrián.

La PNC procedió a la captura del estafador, pero no podía trasladarlo hasta la delegación centro debido a la falta de vehículo, lo cual no es de extrañar si tomamos en cuenta la precariedad en la que los policías desempeñan sus funciones en el país más violento del mundo (Ver: Policías con sueldos de hambre en el país más violento del mundo) por suerte  Adrián en ese momento conducía el pick up del padre de su novia, por lo que la PNC le pidió de favor que los trasladara, en compañía de su jefe ciber-fictício detenido por estafador, a la delegación citada.

A Adrián, le preocupaba recuperar los 705 dólares de su trabajo, al igual que a todas las personas estafadas, pero lo que más le preocupaba era que lo fueran a víncular como parte de la red de estafadores, debido a que horas antes German lo había presentado como empleado de Mike Herza y como el diseñador de toda la publicidad del evento, por lo tanto, contrató los servicios de un abogado amigo de la familia con quien acudió a la FGR a interponer la denuncia.

El día que acudió a la fiscalía encontró a unas 10 personas más que hacían lo mismo, y siguieron llegando, todos discutían de como habían sido estafados y como “Jacarandas” se había prestado para vender los boletos, para muchos la tienda era parte de la estafa, para Adrián, la tienda también fue estafada pues dice que encontró en la FGR a personal de la tienda encargada de la venta de boletos interponiendo la respectiva denuncia.

Adrián creyó que el trámite en la fiscalía sería rápido y positivo para sus intereses, pues se hacia acompañar de un abogado y llevaba todas las pruebas que lo respaldaban en su denuncia, sin embargo el fiscal de turno no quería recibir su denuncia argumentándole que en su caso no se configuraba el delito en mención, porque había un contrato laboral de por medio, que lo que existía era un incumplimiento de contrato laboral y le recomendó acudir al Ministerio de Trabajo o a la Procuraduría General de la Republica.

Lo anterior le pareció absurdo a Adrián, quien sin ser abogado, argumentó que si había una estafa, porque el contrato solo lo había firmado él y sobre todo porque la persona que aparecía en el contrato no existía, que el nombre y la nacionalidad eran falsos lo cual a su criterio invalidaba su contenido debido a la mala fe que existió desde un principio. Luego de una larga discusión entre su abogado y el fiscal de turno sobre sobre la configuración del delito, éste último decido recibir la denuncia de Adrián.

Un mes después Adrián fue llamado a declarar en sede fiscal por segunda vez, se reunió con el fiscal asignado al caso a quien entrego más de 25 páginas que resumían las conversaciones entre el y Mike Herza, la copia del Documento Único de Identidad del verdadero estafador y unas fotografías que le tomaron cuando lo capturaron y lo trasladaron en el pick up que conducía Adrián a la delegación centro, las cuales circulaban en redes sociales. Esa fue la última vez que Adrián vio al fiscal, desconoce el paradero del estafador y a 8 meses de haber interpuesta la denuncia sigue esperando que la fiscalía resuelva su caso.

En la actualidad, Adrián considera que tomó muchos riesgos al interponer la denuncia debido que el currículo que envió al estafador contenía todos sus datos personales, incluyendo la dirección de su casa. Lamenta que la fiscalía no haya procedido aún en el caso y que los medios de comunicación no difundieran la noticia.

Adrián es del criterio que el supuesto Mike Herza, no actuó solo, que para llegar hasta los artistas mexicanos, y otros dos que vinieron de Costa Rica se requiere de buenos contactos, además por toda la publicidad que se le dio al evento en la radio y la televisión le hace creer que habían más involucrados.

Después de la denuncia, Adrián y su madre se prometieron no hablar más del tema, pero hacen la excepción y atienden a la Revista Enfoque Jurídico con el deseo que su historia les sirva de ejemplo a los lectores y puedan evitar ser estafados por este tipo de personas que utilizan las diferentes redes sociales para ofrecer oportunidades de trabajos que al final resultan ser estafadores.

Si deseas citar este artículo, hazlo así:

GUARDADO, SANTOS. “OTAKU FEST SV, EL FESTIVAL ANIME QUE SE CONVIRTIÓ EN ESTAFA”. Publicado en la Revista Jurídica Digital “Enfoque Jurídico” el 24 de febrero de 2016.  http://www.enfoquejuridico.info/wp/archivos/4655