Francisco Garay, director del IMJ
Francisco Garay, director del IMJ

La juventud ha sido un tema invisibilizado en nuestra sociedad, a los jóvenes no se les ha permitido desarrollar un rol importante como agentes transformadores, los partidos políticos no realizan el cambio generacional y esto hace que sean las mismas mentes que decidan el rumbo que debe llevar nuestro país. Esta vez entrevistamos a Francisco Garay, Director del Instituto Municipal de la Juventud, de la Alcaldía Municipal de San Salvador, quien nos hablará sobre la estructura, el giro de pensamiento en el tema juventud y el trabajo que se está desarrollando a favor del joven, sobre todo en estos tiempos donde son la mayoría de víctimas de la delincuencia e inseguridad y donde un grupo reducido de jóvenes optan por pertenecer a las pandillas, como consecuencia de una sociedad excluyente y con pocas oportunidades reales para su desarrollo.

Francisco Garay, director del IMJ
Francisco Garay, director del IMJ
Enfoque Jurídico (EJ): ¿Actualmente eres el director del Instituto Municipal de la Juventud (IMJ), qué significa para ti representar a la juventud metropolitana frente a los grandes retos que nuestra sociedad salvadoreña enfrenta?

Francisco Garay (FG): En primer lugar agradece el espacio, la confianza de acercarse al Instituto Municipal de la Juventud (IMJ) que sin duda alguna marca una diferencia del trabajo que queremos implementar con la juventud capitalina, acercándonos a todos los sectores de la juventud, a todos los proyectos que van enmarcados a diversificar el tema de juventud.

En primer lugar lo veo como un gran reto, una gran responsabilidad, asumir el IMJ, pero sin duda alguna bajo el liderazgo de un Alcalde joven (en referencia a Nayib Bukele, alcalde de San Salvador), con una visión transformadora de la realidad, que tiene apertura con la juventud y que demostró en su gestión anterior en la alcaldía de Nuevo Cuscatlán un acercamiento y un impulso al tema de la juventud, que a mí me motivó para decidirme a trabajar en este tema en la alcaldía de San Salvador.

Sin duda alguna la juventud capitalina y la juventud salvadoreña en general ha estado estigmatizada, ha sido invisivilizada, discriminada, atropellada en sus derechos y pocas veces se hablan cosas buenas de la juventud, por eso para mí representa un reto tener esa cercanía con los jóvenes, conocer sus realidades porque cada uno tiene diferentes realidades, hasta este momento no hay día que no me dejan de sorprender primero de la creatividad y del potencial que tienen los jóvenes y las jóvenes, tienen un potencial oculto que a veces no lo han descubierto, que necesitan un empujoncito, que necesitan un pequeño apoyo para realmente desarrollarse como personas en la sociedad, es un reto el transformar esta realidad, de cambiar el adultocentrismo en la capital y además ser ejemplo para las demás municipalidades a nivel nacional, de cómo se puede trabajar el tema de la juventud, incluyendo a este sector tan invisibilizado.

EJ: ¿Cuándo nació el IMJ, cuál es su estructura operativa y que papel fundamental juega dentro de la alcaldía de San Salvador?

FG: Nosotros asumimos este compromiso bajo una dinámica que ya venía existiendo dentro de la municipalidad, el Instituto ya casi va a cumplir dos años de haberse creado, de haberse formado, viene de uno proceso de administraciones anteriores, incluso antes de Norman Quijano en donde se veía el tema de juventud, en diferentes aspectos, primero se creó el Instituto Municipal de Deportes y Recreación en el gobierno de la doctora Violeta Menjívar, que era encargado de  ver el tema de juventudes enfocado en el ámbito deportivo-recreativo, posterior a eso también existió un departamento de programas para jóvenes que desde hace dos años atrás se transformó en el Instituto Municipal de la Juventud, con el objetivo de cubrir la necesidad de trabajar el tema de la juventud de una forma más grande, con más apoyo, con más recursos “en teoría”, de una forma más sistematizada, con una marco jurídico también que lo respaldara para darle mayor representatividad al tema de juventud, nosotros asumimos este reto hace cinco meses, consideramos que la forma que estaba funcionando el IMJ no era la mejor, porque antes incluso dentro de la misma municipalidad se le conocía como el Instituto Municipal de los refrigerios, ahí podemos ver la visión que tenían de los jóvenes, que de repente decían “los invitamos a una actividad” “¿pero que hay que darles? refrigerios, a pues pídanselo al Instituto Municipal de la Juventud (IMJ)”, no era realmente la función que tenía establecido en la política municipal que existe de juventud, que es velar por el cumplimiento de los derechos y deberes que tiene dicha política, esa es la función del IMJ, entonces había una descoordinación también con las demás dependencias de la municipalidad, no había un trabajo articulado con ninguna otra instancia que trabaja en este tema, como por ejemplo con el Instituto Nacional de Juventud,  no trabajaban de forma coordinada había un divorcio entre las instituciones, por lo tanto el reto a significado darle ese giro y ese enfoque realmente de trabajar por la juventud de los capitalinos y responder a sus necesidades.

La participación del IMJ dentro del consejo municipal es a través de la concejal más joven de la alcaldía, la licenciada Morena Castaneda, que es abogada, ella forma parte de la Junta Directiva y es la representante directa del alcalde en el consejo municipal en el IMJ, por lo tanto existe un acuerpamiento no solo del alcalde sino también del consejo municipal, en el tema de juventud.

EJ: Dentro del espectro político, tendencialmente se ha visto que el joven no ha sido muy tomado en cuenta en los grandes retos de la nación, específicamente dentro de la función pública, en donde los partidos políticos no apuestan por un cambio generacional: ¿Qué hace falta para romper estos esquemas egoístas para que el joven pueda ser incluido como agente transformador de la realidad y así pueda desarrollar todas sus capacidades?

FG: Hacen falta muchas cosas, pero personalmente en todo lo que tengo de trabajar con las juventudes creo que lo que hace falta es iniciativa de los mismos jóvenes, de querer trascender, porque muchas veces nosotros nos quejamos de la falta de oportunidades, de la falta de espacios para desarrollarnos, expresar nuestras opiniones, ideas, pero a veces no pasamos más allá de quejarnos, por ejemplo con poner un tuit de que el gobierno municipal no hace nada, o el gobierno no hace nada por los jóvenes, no trasciende más allá, cuando realmente a la juventud se le empodera, y el joven trasciende de la crítica a la construcción se van abriendo estos espacios.

Lo que hace falta en nuestra sociedad son líderes y lideresas que estén en la función pública, que abran estos espacios a la juventud, porque de nada serviría mis quejas sobre que los jóvenes no tienen oportunidades, si yo como servidor público al frente de la municipalidad en el tema de juventud no trabajo para garantizar que esas cosas, que a mí me pasaron y le pasan a los jóvenes diariamente, cambien, entonces lo que hace falta para garantizar un relevo generacional en todos los sentidos es que la juventud se prepare, se empodere y crea en su potencial trasformador, de ser agentes de cambio.

Los jóvenes tienen potencial pero como que todavía no se lo creen, no agarran el valor necesario para decir yo soy capaz de trasformar mi realidad, comenzando desde lo más básico, con tus amigos, con tus vecinos, con la familia, con tus compañeros de trabajo, con los compañeros de estudio, porque otra cosa que he evidenciado al estar al frente del IMJ, es que oportunidades existen pero también hay déficit en la forma de cómo se comunican esas oportunidades para los jóvenes, por ejemplo existen becas tanto de organizaciones privadas como gubernamentales, municipales, que no se aprovechan porque lo jóvenes no conocen que existen este tipo de oportunidades, por lo tanto hay que empezar a cambiar esa forma de comunicar esos espacios que existen para los jóvenes, para que se interesen y solo basta que se acerquen a conocer cómo funcionan las instituciones, cómo funcionan las organizaciones, eso es parte del empoderamiento que nosotros queremos darle a la juventud, organizándolos en sus comunidades, en los colectivos juveniles, en las juntas directivas de jóvenes, mesas zonales en los distritos, para que ellos mismos comuniquen y conozcan esta información y la trasladen a otros jóvenes, nosotros estamos queriendo cambiar eso, empoderando a los jóvenes y dándoles las líneas para que ellos aprendan como aprovechar las oportunidades y exigirlas cuando no se cumplen.

EJ: Actualmente El Salvador atraviesa por un contexto social y económico problemático, donde existe un alto índice de desempleo, deserción escolar, desintegración familiar y problemas de inseguridad. ¿Qué oportunidades reales ofrecen a los jóvenes, a través de los programas desarrollados por el IMJ, para que estos no tomen como opción pertenecer a una pandilla?

FG: Decirte que parte del cambio que queremos generar en la capital en la función pública es que nosotros estamos conscientes que solos no podemos como IMJ trasformar la realidad, necesitamos unir esfuerzos con los diferentes sectores, incluso dentro de la misma municipalidad que puedan trabajar a favor de la juventud y garantizar y exigir que se cumplan las responsabilidades que tienen cada dependencia o cada institución en materia de juventud, porque nosotros podemos desarrollar como IMJ un programa que beneficie a jóvenes, pero si es un programa que va a beneficiar a jóvenes del distrito cinco y lo hacemos solamente nosotros estamos desaprovechando el recurso que tienen también las autoridades del distrito cinco, del mapeo de necesidades que pueda tener la dirección, los gestores, el recurso humano que son quienes conocen el territorio, quienes se acercan a las comunidades del distrito, comento esto porque la misión que tiene la municipal es no hacer esfuerzos dispersos porque descubrimos que al hacerlos se malgastan recursos, y no podemos darnos el lujo de malgastar recursos, sino que cuando nos sumamos, cuando trabajamos en conjunto eliminamos ese individualismo con el que se quiere trabajar a veces en la función pública, ese protagonismo que quiere tomar alguna persona o algún funcionario o servidor público, hay que irlo cambiando, porque al final uno como servidor público este donde este se debe a la gente, y no puede creer que solo uno tiene la razón o solo uno puede ejecutar proyectos en el tema de juventud, entonces parte de ese trabajo organizado y ordenado y sistematizado que se está queriendo impulsar como IMJ, liderado por el alcalde y el consejo municipal, es sentarnos todos los actores, comenzando por los actores de la misma municipalidad.

Los jóvenes han sido instrumentalizados, utilizados para tiempos de campaña
Los jóvenes han sido instrumentalizados, utilizados para tiempos de campaña

La alcaldía tiene un amplio y complejo esquema organizacional, en donde está por ejemplo los centros de convivencia, que son los espacios donde la población de los alrededores se acuerpan y se acercan para diferentes proyectos, de repente hay ferias laborales, capacitaciones que imparte el centro de formación laboral, en temas como mecánica, taller, carpintería, bisutería, masoterapia, etc. está también el Instituto Municipal de Deportes y Recreación, está cada dirección de los distritos que van del uno al seis, que también tienen su visión, tienen diferentes realidades, también existe la gerencia de desarrollo humano, la subgerencia de participación ciudadana, que trabajan de cierta forma en proyectos que van enmarcados a beneficiar jóvenes, también existe una unidad llamada Unidad de Reconstrucción del Tejido Social, que son jóvenes que intervienen en las comunidades con más riesgos en el tema de seguridad en la capital, pero pasa que se trabajaba de una forma dispersa, nosotros queremos cambiar esa forma aislada con que se quería trabajar, sentarnos todos los actores principales de la municipalidad para tener un mayor impacto en el territorio, no desperdiciando los recursos y sumando todos los esfuerzos que se tiene dentro de la misma municipalidad.

De repente sucedía que yo como IMJ organizaba un torneo de fútbol y mandaba a comprar pelotas, mallas, porterías, uniformes, pero estaba desperdiciando recursos porque el Instituto Municipal del Deporte ya los tenía y por no trabajar en conjunto dentro de la misma municipalidad se malgastaban recursos, se desaprovechaban los recursos que tenían el Instituto Municipal del Deporte, eso estamos intentando cambiar, que cada quien tenga la capacidad de proponer pero sabiendo que tiene que trabajar de forma estructurada y coordinada con las diferentes instancias para garantizar un mejor trabajo para los jóvenes.

Nuestra tarea como IMJ es garantizar eso, que cada dependencia de la municipalidad cumpla con su trabajo en materia de juventud, incluso desde lo más básico; en el Registro del Estado Familiar hay jóvenes que no están inscritos o que llegan a sacar un acta de matrimonio porque se casaron, queremos que tengan esa accesibilidad de parte de todas las dependencias de la alcaldía y que se le cumplan sus derechos como jóvenes.

Pero ya de forma concreta nosotros como IMJ desarrollamos en este marco de alianzas proyectos en conjunto con otras organizaciones que tienen que ver en el tema de juventud, por ejemplo trabajamos con FUSALMO, ASHOKA, Ayuda en acción, tenemos un proyecto en conjunto que se llama emprendedores sociales juveniles, que es financiado por el ayuntamiento de Barcelona, que busca conocer y apoyar proyectos de jóvenes emprendedores pero que tenga un impacto social, ya concluimos la primera fase  que fue la de los colectivos juveniles, donde se hizo una campaña de proyectos juveniles y yo quede sorprendido porque habían proyectos de tecnología, de ciclismo, de transporte alternativo, de teatro, de arte, de artesanías, camisas, con materia reciclable, de audiovisuales, talleres de cinematografía, fotografía, te quedas sorprendido de ver la capacidad que tienen los jóvenes de crear cosas, de emprender, se recibieron casi cincuenta proyectos, se hizo una depuración y al final se hizo una evaluación en un evento con jurado en el marco  del JUVENTOUR para premiar con capital semilla a los mejores ocho proyectos.

Hace poco lanzamos el mismo proyecto de emprendedores sociales juveniles, en su segunda parte en el Instituto Nacional Técnico Industrial  (INTI), esto va enmarcado en proyectos de emprendimiento social juvenil pero enfocados meramente en el tema tecnológico, ya recibimos un par de propuestas como por ejemplo producción de aplicaciones para teléfonos móviles que sean en beneficio de la juventud, circuitos para la creación de sistemas de video vigilancias, nuestra idea va en trabajar el tema del emprendimiento juvenil apoyándolos con capital semilla en estos proyectos. También viene una tercera fase del proyecto que es con colectivos de mujeres para acuerpar el tema de género y así un sinfín de oportunidades que se están abriendo a la juventud.

Nuestro trabajo se base sobre tres ejes: el emprendimiento que abarca el tema del empleo, la prevención de la violencia por el tema de seguridad, y el tema de educación. Otro proyecto que tenemos como IMJ es un convenio con el Instituto Especializado del Idioma Inglés, del Centro Cultural Salvadoreño,  se imparten clases de inglés en forma gratuita y se benefician aproximadamente a cien jóvenes, jóvenes de comunidades, de escasos recursos, que no pueden acceder a este tipo de oportunidades y aquí se le abren estos espacios, son módulos completos tanto de nivel básico como intermedio y avanzado y los jóvenes se sienten motivados cuando se les da oportunidades, en lugar de estar en sus comunidades toda la tarde haciendo nada, exponiéndose al peligro o formando parte de grupos que no le va a beneficiar en nada, esto le puede servir como herramienta para un empleo.

También estamos en el mismo marco de que las oportunidades de los jóvenes existen y les hemos abierto ese respaldo, la Universidad Cristianas de las Asambleas de Dios brindó al IMJ treinta becas valoradas en seiscientos dólares cada una, para que treinta jóvenes del distrito cinco aprendieran el idioma Inglés, entonces estamos trabajando para que todas estas oportunidades se aprovechen y nosotros ser el canalizado y garantizar que se le otorguen a jóvenes que realmente lo necesitan en sus comunidades, en sus colonias que no pueden acceder a este tipo de oportunidades.

También tenemos el proyecto de actualización de la política municipal de juventud y el relanzamiento del IMJ, que va enmarcado en lo que comentaba, que el instituto estaba invisibilizado dentro de la misma municipalidad no lo conocían, se burlaban de él, y el propósito de la actualización de la política municipal de la juventud es primero hacer un proceso consultivo, que involucre a la mayor cantidad de jóvenes posibles por sectores, por estratos, para que esta política realmente responda a las necesidades de los jóvenes capitalinos, porque si ahorita leemos la política municipal de juventud nadie se siente incluido dentro de ella, porque no se hizo en un proceso participativo, consultivo, creo que a ningún joven se le preguntó ni si quiera nunca después de terminada esta política, nunca se publicó, nunca hubo una edición impresa para que los jóvenes pudieran acceder a ella o compartirla en los territorios con los jóvenes, entonces queremos cambiar eso, la política municipal de la juventud actual no está articulada ni si quiera con la Ley General de Juventud, con la Ley General de mi Primer Empleo, con la Ley de Protección Integral para la Niñez y Adolescencia (LEPINA), por lo tanto no es un instrumento que vincule y que exija a la municipalidad dar cumplimiento en el tema de juventud, incluso la misma política actual no establece al IMJ, por lo tanto te quedas como ¿Y a qué responde?.

Parte del proceso de actualización es para tener acercamiento con los jóvenes y en base a sus necesidades y a sus realidades nos digan cuales son las cosas que quieren, que esperan de la municipalidad, que esperan de la empresa privada, escucharlos y así saber de qué forma articular y poder hacer este tipo de esfuerzos en materia de juventud, donde no estamos solos, nos está acompañando FUNDE, FUSALMO, PNUD, el área juvenil de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, también se va incluir la Unidad de Justicia Juvenil de la Corte Suprema de Justicia, el INJUVE de hecho está formando parte del equipo consultivo para la actualización de la política municipal de la juventud,  para realmente hacer de esta un instrumento que beneficie a los jóvenes, que responda a los jóvenes y en base al conocimiento que estas instituciones tienen en materia de juventud, porque tenemos que ser humildes y aceptar que uno nunca conoce la verdad absoluta, por lo que se necesita de otros actores que han tenido experiencia en este sentido, que lo guíen e instruyan para no cometer los mismos errores que se pudieron cometer en el pasado.

El proceso de consulta está programado arrancar dentro de un mes y medio. Hay otra serie de proyectos que queremos echar a andar, aparte de los que puedan tener las demás dependencias en el tema de juventud; crearemos una escuela de liderazgo juvenil para empoderar y educar a los jóvenes de como formar líderes primero y sepan exigir pedir las cosas, también pretendemos crear un programa de voluntariado juvenil de la municipalidad, porque sin duda alguna los jóvenes exigen este tipo de espacio, les gusta vincularse en diferentes temas por ejemplo en temas como el medio ambiente, proyectos sociales, promover la alfabetización, en fin diferentes temas que permitan involucrar a jóvenes para alejarlos de otro tipo de realidades que se les presenta en sus comunidades y hacerlos agentes de cambio.

EJ: ¿Cuáles son los principales obstáculos que se presentan al momento de desarrollar estos programas?

FG: El principal obstáculo es el adultocentrismo, primero cambiar la mentalidad a muchos trabajadores y trabajadoras, no solo de la municipalidad, sino también a las personas en general, que piensan que los jóvenes siguen siendo vagos, que no tienen iniciativa, que no tienen el poder real de cambiar la sociedad, luchar contra eso que incluso dentro de la misma municipalidad existe, de hecho el alcalde cuando se lanzó a competir por la alcaldía de San Salvador lo primero que le dijeron es que estaba muy jovencito para gobernarla, tenemos que ir rompiendo esos estigmas, esos paradigmas que existen en la juventud.

Los jóvenes no podemos transformarnos en lo que criticamos de los adultos
Los jóvenes no podemos transformarnos en lo que criticamos de los adultos

También otro de los retos principales  es como cambiarle la mentalidad a los jóvenes de que la política es algo sucio, algo que no les beneficia, de que aunque ellos propongan van a ser escuchados, porque por lo general los jóvenes aquí siempre han sido instrumentalizados, que se les utiliza para tiempos de campaña, o cuando requieran ayuda para movilizar algo, no les han dado realmente oportunidades para que los jóvenes se entusiasmen en proyectos y les permita cambiar la realidad en sus comunidades, cambiar esa mentalidad es un poco complicado, es uno de los retos, pero sin duda que algo que siento personalmente es que el liderazgo y el carisma de la juventud del alcalde Nayib Bukele, es una batería extra que hace que los jóvenes empiecen a interesarse más por la realidad, por ver cómo pueden cambiar, nosotros estamos súper agradecido con la gestión del alcalde, porque tenemos también diferentes colectivos juveniles en los distritos, existen comités juveniles que organizan de parte del IMJ para ir empoderando a los jóvenes, porque de repente no se

óvenes piden, las juntas directivas antes hacían las solicitudes de sus colonias en base a las necesidades de los adultos, por ejemplo el bacheo, la iluminación y eso pocas veces le interesaban a los jóvenes, pero ahora un comité juvenil, un grupo de jóvenes organizados en sus comunidades de parte del IMJ le solicitan a la alcaldía la remodelación de un parque, la construcción de una cancha, un skatepark, y la alcaldía le responde y les cumple es donde los jóvenes empiezan a decir “hey, aquí está cambiando algo, aquí ha habido un cambio y si realmente nos están apoyando como jóvenes” entonces ellos empiezan a sentir que tienen la posibilidad de cambiar su entorno, y es una de las principales apuestas de una obra por día, que los jóvenes sean partícipes de ese cambio en sus comunidades.

EJ: ¿Qué consideras que ha sido un cambio significativo en la gestión del actual alcalde Nayib Bukele, en comparación de la administración anterior liderada por Norman Quijano en cuanto al trabajo desarrollado con los jóvenes?

FG: Bueno no voy a hablar mal del doctor Norman Quijano, pero el alcalde y la juventud de ahora somos pares, porque es un alcalde joven, que viene de abrir muchas oportunidades y conoce el tema de juventud como se vio en Nuevo Cuscatlán,  y sin duda alguna está rodeado de un equipo de jóvenes que lo asesoran en diferentes temas, cercano a jóvenes con diversas realidades, la principal diferencia es que estoy seguro que Nayib es un alcalde que se pone en los zapatos de otras personas, en este caso de los jóvenes, entiende las necesidades de los jóvenes, entiende que para poder solucionar los problemas de la capital se necesita hacer una reconstrucción del tejido social que está roto, la gente no se involucra en cuestiones de sus comunidades, la gente ya no sale de sus casas, no hace uso de los espacios públicos, entonces como irle cambiando esa mentalidad a las personas, es el principal cambio de gobernante.

EJ: ¿Qué mensaje deseas dejar a los lectores de Enfoque Jurídico y a la juventud salvadoreña en general?

FG: En primer lugar que crean en ellos mismos, que se conozcan así mismo, que desarrollen, sus potencialidades, que no se dejen desanimar, por lo que le digan los demás, un ejemplo personal yo de pequeño quise ser piloto de aviación, pero allegados a mi familia, incluso algunos miembros de mi familia, amigos, me decían es muy peligroso te vas a matar, te vas a estrellar en el avión, se va a caer el avión, no vas a vivir de eso, un montón de “peros” que al final terminaron venciéndome, y derrumbaron el sueño que yo tenía de ser piloto, ahora pienso hubiera sido un buen piloto, así mismo cuando me empezó a gustar la política desde pequeño, muchas de las personas que me desanimaron a ser piloto empezaron también que la política es sucia, la política no sirve,  que todos son corruptos, pero yo dije yo no soy corrupto si me gusta la política es una forma de servirle a las demás personas, es una vocación, es entrega, es pasión por el servicio, y yo sé que puedo hacer las cosas diferentes, entonces el mensaje es ese, que no se dejen desanimar por lo que digan los demás, pero también que no se transformen en lo que se ha criticado, o hemos criticado de los adultos o de las personas que han estado antes que nosotros en los diferentes cargos que asumamos, en los ámbitos que nos desenvolvamos, y que sean ejemplo para otros jóvenes, que no tengan miedo de socializar con otros jóvenes, porque nosotros si podemos cambiar la realidad, y felicitar este tipo de esfuerzos que tienen el propósito de acercar a los jóvenes a este tipo de conocimiento y este tipo de proyectos que desarrollamos nosotros como servidores públicos, y ponerlo en función de los demás y aprovechar este tipo de espacios que nos ofrece la tecnología hoy en día.