Gobernantes socialistas con sueldos de capitalistas
Gobernantes socialistas con sueldos de capitalistas

El artículo 1 de los Estatutos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, en lo sucesivo FMLN, establece que es un partido político “Revolucionario y Socialista”, que busca defender los intereses de las grandes mayorías populares. El artículo 4 menciona que entre los valores principales de la militancia, se encuentran  la justicia social, la igualdad, la generosidad y la solidaridad humana.

En la década de los 70, el ahora partido político, debido a la abismal brecha entre ricos y pobres, la explotación de los primeros hacia los segundos, principalmente en las fincas de café, las algodoneras y en las plantaciones de caña de azúcar, llevó a que las facciones que finalmente conformaron al FMLN –en su mayoría campesinos–, se  organizaran para luchar en contra de todas esas injusticias, dando pie a una guerra civil que duró 12 años. Sin embargo, un ex comandante guerrillero, ahora en el Ejecutivo, gana en un mes lo que un campesino ex guerrillero gana en 5 años en las plantaciones de caña de azúcar.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el Socialismo es un “Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes”; este es el sistema en el que el FMLN centra sus ideales, rechazando al Capitalismo por considerarlo un “régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y de crear riqueza”, además de estar al servicio de las élites económicas, que forman la clase privilegiada dominante y por ende no defender los intereses de las grandes mayorías populares.

La anterior fue una de las razones por las cuales el FMLN organizó a las masas, para que lucharan en una guerra civil con el objeto de llegar al poder y desmantelar ese régimen económico en el cual el capital prevalece sobre la persona humana. El objetivo no se logró por medio de la lucha armada, pero fue la base para convertirse en partido político y en 1994 participó por primera vez en elecciones democráticas colocando diputados en la Asamblea Legislativa y Alcaldes en diferentes municipios; finalmente en el año 2009 llega al Ejecutivo y a pesar que sus aspiraciones e ideales socialistas persisten, no han renunciado a los privilegios, (sueldos, seguros médicos privados, camionetas de lujo, viajes a todas partes del mundo, caravanas de escoltas etc.) que sus antecesores capitalistas tenían, lo cual se evidencia en los siguientes ejemplos.

Sigfrido Reyes: en la actualidad es el presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) y según el portal web de Gobierno Abierto, disponible en http://publica.gobiernoabierto.gob.sv/institutions/organismo-promotor-de-exportaciones-e-inversiones-de-el salvador/information_standards/remuneracionestiene un salario de SIETE MIL  dólares mensuales. Si tomamos como base las tarifas del salario mínimo en El Salvador para el año 2015 disponible en http://www.mtps.gob.sv/images/stories/Boletines/tabla-de-salarios-minimos-vigentes-a-partir-del-010115.pdf, Sigfrido Reyes gana en un mes lo que un campesino, ex guerrillero, que se dedica al trabajo de la caña de azúcar ganaría en 5 años y medio de trabajo.

Sigfrido Reyes, es miembro fundador del FMLN, durante 10 años fue diputado del Parlamento Centroamericano, luego fue diputado de la Asamblea Legislativa por 9 años, donde llegó a ser Presidente de dicho órgano, y en su mandato, según datos periodísticos, gastó hasta 46 mil dólares en regalos navideños que incluían vinos, corbatas de seda, otros licores, etc. http://www.elsalvador.com/articulo/nacional/asamblea-gasto-46835-los-regalos-navidenos-26808.

Por disposición del mismo FMLN, un diputado sólo puede estar en su cargo tres períodos consecutivos, es decir 9 años; sin embargo, si tomamos en cuenta que el salario base de un diputado, según el Decreto 867, mediante el cual la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Salarios para el ejercicio financiero fiscal del año 2015, es de $4025.72 mensuales, multiplicados por los 12 meses del año, nos da una suma de $48,300, multiplicada por los 9 años que le permite su partido estar en la Asamblea Legislativa, nos da una cantidad de 435 mil dólares, que con los bonos que reciben sería aproximadamente de medio millón de dólares. Cifra que aumenta para los diputados que forman parte de la Junta Directiva o son jefes de fracción, la cual ronda los 550 mil dólares.     

Los anteriores datos sólo son para un funcionario que permanece 3 períodos como diputado en la Asamblea Legislativa, pero si luego de que cumplen los 9 años correspondientes, es decir que han ganado los  435 mil dólares, o los 550 mil dólares, según sea el caso, pasan a formar parte de otras instituciones, tampoco renuncian a los privilegios instaurados por los capitalistas; tal es el caso del mismo Sigfrido Reyes, que ha estado 10 años en el PARLACEN, 9 años en la Asamblea Legislativa y en la actualidad está percibiendo 7 mil dólares mensuales en otra institución de gobierno.

Norma Guevara: es la actual Jefa de Fracción del FMLN en la Asamblea Legislativa y desde la fundación del partido en 1994, ha estado 12 años como diputada propietaria (cumplió sus tres períodos y luego volvió), 9 años como concejala en la Alcaldía de San Salvador, y por ahora será diputada hasta 2018. En la actualidad tiene un salario mensual de $4854.30 dólares mensuales, lo que equivale al salario de 2 años y medio de una empleada doméstica.

Lorena Peña: es la actual presidenta de la Asamblea Legislativa, ha sido diputada por 12 años y permanecerá en el cargo hasta 2018. También fue 9 años diputada del PARLACEN. En su calidad de Presidenta del primer Órgano del Estado tiene un salario mensual de $5781.72, lo cual equivale al salario mensual que ganan 28 madres de familia jefas de hogar en una maquila, ya que el salario de estas últimas es $210 mensuales.

Por su parte el Secretario General del FMLN, Medardo González, es diputado de la Asamblea Legislativa desde el año 2009 y lo será hasta 2018, cobra un salario mensual de $4025.72, lo que equivale al salario mensual de 34 agricultores, pues el salario de ellos es de $118 mensuales, o lo que una persona ganaría en dos años y medio en una finca de café, o lo que un campesino, ex guerrillero, ganaría en 4 años recolectando algodón, pues lo salarios en estos rubros son $129 y $98.70.

Otro claro ejemplo que evidencia la movilidad entre un cargo y otro en las instituciones del Estado, es el caso de Eugenio Chicas, quien desde 1994 hasta el año 2003 fue diputado propietario de la Asamblea Legislativa, de 2004 a 2009 fue Magistrado Propietario del Tribunal Supremo Electoral y de agosto de 2009 a Julio de 2014, fue el Presidente de la misma institución; en las elecciones de 2015 fue electo por 5 años como diputado del Parlamento Centroamericano, donde devengará un salario mensual de 5 mil dólares. Pero debido a que en el PARLACEN asumirá hasta octubre del próximo año, en la actualidad se desempeña como Secretario de Comunicaciones de la Presidencia.

La Secretaria de Inclusión Social, percibe un salario mensual de 6 mil dólares, es decir, gana 72 mil dólares al año, lo que supera los ingresos de una familia promedio de Estados Unidos de Norte América. En un mes la Secretaria de Inclusión Social, gana lo que una mujer que trabaja en el campo en tareas agropecuarias ganaría en casi 5 años, o lo que ganaría una mujer que trabaja en una maquila en dos años y medio, o lo que una empleada doméstica ganaría en 3 años.

Así mismo, los salarios de los Ministros, rondan los $3,500 dólares mensuales, salarios que venían devengando los funcionarios capitalistas anteriores. Sin embargo, los incrementos a los salarios mínimos que se pagan en El salvador, en los 21 años que lleva en política el FMLN, han sido insignificantes, y en la actualidad una persona que trabaja en una finca de café percibe $129 mensuales, $98.70 mensuales para el que trabaja en algodoneras; $109 para los hombres y mujeres que trabajan en cañales; $210 para los que trabajan en Maquila textil; y los mejor pagados son los que trabajan en el sector comercio y servicios que perciben un salario mensual de $251.70. Estos son los salarios con los que la mayoría de salvadoreños tiene que sobrevivir con sus familias que por lo general son numerosas y lideradas por madres. Estos son los salarios con los cuales las familias tienen que alimentar a sus hijos, darles salud, educación y recreación, mientras los políticos perciben salarios de hasta 7 mil dólares mensuales, más bonos, prestaciones de lujo, y viajes a todas partes del mundo.

Uno pensaría que un partido político con ideales socialistas y revolucionarios, luego de luchar por cambiar a gobernantes capitalistas, a quienes siempre acusó de utilizar las arcas del Estado para hacerse millonarios, lo menos que pudiera hacer una vez en el poder, es renunciar o menguar esos lujos, tales como ganar en un mes lo que un campesino (que lo llevó al poder, derramó sangre en la guerra, perdió a sus familiares con la ilusión de un día frenar la explotación y tener un mejor nivel de vida) ganará en 5 años, camionetas de lujo, seguros médicos privados, viajes, comidas en vajillas de plata etc. Tal como lo hizo el partido socialista que llevó al poder al Presidente de Bolivia Evo Morales, quien se redujo en un 57% el salario que tenían sus antecesores, y en un 50% el salario de todos sus funcionarios, http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20060127/evo-reduce-su-sueldo-en-57-y-de-sus-ministros-en_1908_1908.html, o tomar el ejemplo más reciente del ex Presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, quien renunció a las caravanas presidenciales, a la mansión presidencial, hace uso de los hospitales de la red pública, utilizó su antiguo carro, donó el 90 por ciento de su salario, etc.; o tomar el ejemplo del funcionario de su mismo partido, Nayib Bukele quien como Alcalde de San Salvador, no cobra su salario que asciende a 7 mil dólares y lo destina para obras en beneficio de la juventud.

Cabe mencionar que el Presidente Salvador Sánchez Cerén no vive en la mansión presidencial que utilizaban sus antecesores; sin embargo eso no significa que hayan bajados los costos, pues Casa Presidencial continúa operando, el Batallón Presidencial sigue custodiando la residencia, y la caravana de seguridad, además de custodiar las instalaciones de casa presidencial, debe cuidar las 24 horas la casa donde reside el Presidente, por lo que es común ver militarizada la zona, con patrullas policiales y personas prestando seguridad frente a la puerta de su casa, a la intemperie sufriendo los embates del sol y la lluvia. ¿Será eso más beneficioso?.

Las prácticas aquí descritas, abonan al crecimiento de la desigualdad social y a la brecha por la cual se luchó por erradicar; esta brecha a su vez, agrava las condiciones que son el caldo de cultivo de grupos antisociales que cometen actos ilegales, por lo que debe eliminarse toda práctica que profundice la desigualdad y promueva la injusticia, principalmente si ésta involucra a funcionarios públicos de todos los rangos, pues ellos son los principales llamados a velar por los derechos de los desprotegidos y vulnerables, como las personas que ganan los salarios mínimos que se han apuntado.

Callar ante la injusticia o permanecer indolente ante la misma, es ser parte de ella, por lo que es urgente tomar acciones concretas para una real equiparación de oportunidades, como la revisión de los salarios mínimos u otras medidas similares, que beneficien a las familias que buscan día a día cómo sobrevivir, sin vislumbrar un futuro prometedor.