Sistema de Registro Internacional de Marcas
Sistema de Registro Internacional de Marcas

No obstante el hecho de que El Salvador aún no es parte del Sistema de Madrid, es importante determinar en qué consiste y cuáles son sus objetivos y aplicaciones prácticas, pues cada vez se hace mucho más palpable la necesidad de ser parte de la Unión de Madrid.

El Sistema de Registro Internacional de marcas se rige por dos Tratados:

  • Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas, el cual data de 1981.
  • Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid, que se adoptó en 1989, entró en vigor el 1 de diciembre de 1995 y empezó a aplicarse el 1 de abril de 1996.

El sistema es administrado por la Oficina Internacional de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) que mantiene el Registro Internacional.

Cualquier Estado que sea parte en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial puede pasar a ser parte en el Arreglo o en el Protocolo o en ambos. Además, las organizaciones intergubernamentales pueden ser parte en el Protocolo (pero no en el Arreglo) cuando se cumplen las siguientes condiciones: al menos uno de los Estados miembros de la organización es parte en el Convenio de París y la organización tiene una oficina regional para el registro de marcas con efectos en el territorio de la organización.

Los Estados parte en el Arreglo o en el Protocolo y las organizaciones parte en el Protocolo se denominan de forma colectiva Partes Contratantes. En conjunto constituyen la Unión de Madrid, que es una Unión Especial en virtud del Artículo 19 del Convenio de París.

El Sistema de Registro Internacional, tiene un doble objetivo:

En primer lugar, facilita la obtención de protección para las marcas.  En segundo lugar, dado que un registro internacional equivale a un conjunto de registros nacionales, la gestión posterior de esa protección resulta mucho más fácil, pues sólo será necesario renovar un registro y los cambios, relativos a la titularidad, el nombre o domicilio del titular pueden registrarse en la Oficina Internacional, mediante un único y sencillo trámite administrativo.

Por otra parte, el sistema es lo suficientemente flexible para permitir que el registro se transfiera, si se desea, sólo respecto de algunas de las Partes Contratantes designadas, o sólo respecto de algunos productos o servicios, o para limitar la lista de productos y servicios sólo con referencia a algunas de las Partes Contratantes designadas.

Únicamente se encuentran facultados para presentar solicitudes de registro internacional, las personas físicas o jurídicas que posean un establecimiento industrial o comercial real y efectivo o tengan su domicilio o la nacionalidad de un país que sea parte en el Arreglo o Protocolo de Madrid, o que tengan dichos establecimientos y domicilio en el territorio de una organización intergubernamental que sea parte en el Protocolo o tengan la nacionalidad de un Estado miembro de tal organización.

El Sistema de Registro Internacional de Madrid, no puede ser utilizado por personas físicas o jurídicas que no tengan el punto de conexión necesario (establecimiento, domicilio o nacionalidad) con un miembro de la Unión de Madrid, ni tampoco puede usarse para proteger una marca fuera de la Unión de Madrid.

Una marca puede ser objeto de una solicitud internacional sólo si ya ha sido registrada (o, cuando la solicitud internacional se rija exclusivamente por el Protocolo, si se ha solicitado su registro) en la Oficina de Marcas de la Parte Contratante con que el solicitante tenga el punto de conexión necesario. Esta oficina se denominará Oficina de Origen.

Las solicitudes internacionales deben presentarse a la Oficina Internacional por conducto de la Oficina de Origen. Una solicitud internacional que el solicitante presente directamente a la Oficina Internacional no será tenida en cuenta como tal y se devolverá al remitente.

La Solicitud Internacional debe contener, entre otros elementos, una reproducción de la marca (que debe ser idéntica a la que figure en el registro de base o en la solicitud base) y una lista de productos y servicios para los que se pide protección, clasificados de conformidad con la Clasificación Internacional de Productos y Servicios (Clasificación de Niza).

En las solicitudes internacionales se puede reivindicar la prioridad, con arreglo al Artículo 4 del Convenio de París, ya sea basándose en la solicitud presentada en la Oficina de Origen o en una solicitud anterior presentada en la Oficina de otro país parte en el Convenio de París o en la Oficina de un miembro de la Organización Mundial del Comercio.

En una solicitud internacional se deben designar las Partes Contratantes en que la marca ha de protegerse. Cuando la Parte Contratante cuya Oficina de Origen sea parte en el Arreglo, pero no en el Protocolo, sólo podrán designarse otros Estados que sean a su vez parte en el Arreglo.

Cuando la parte contratante cuya oficina de origen sea parte en el Protocolo pero no en el Arreglo, solamente podrán designarse otras Partes Contratantes que sean también parte del Protocolo.

Cuando la parte contratante cuya oficina de origen sea parte tanto en el Arreglo como en el Protocolo, podrá designarse cualquier otra parte contratante, y en este caso la designación se regirá por el Arreglo, según lo previsto en la “Cláusula de Salvaguardia” que figura en el Artículo 9 del Protocolo.

Por consiguiente existen tres clases de solicitudes internacionales:

  • Una solicitud internacional regida exclusivamente por el Arreglo; en ella, todas las designaciones se realizan en virtud del Arreglo;
  • Un solicitud internacional regida exclusivamente por el Protocolo; en ella, todas las designaciones se realizan en virtud del Protocolo; y,
  • Una solicitud internacional regida tanto por el Arreglo como por el Protocolo; algunas designaciones se realizan en ella en virtud del Arreglo y otras en virtud del Protocolo.

En mi siguiente entrega trataré lo relativo a los demás requisitos de la Solicitud Internacional, el examen de fondo por la oficina de una parte contratante, los efectos del registro internacional y de la sustitución de un registro nacional por uno internacional.

Si quieres citar este artículo, hazlo así:

QUEZADA, SOFÍA.“SISTEMA DE REGISTRO INTERNACIONAL DE MARCAS – SISTEMA DE MADRID”. Publicado en la Revista Jurídica Digital “Enfoque Jurídico” el 13 de agosto de 2015. http://www.enfoquejuridico.info/wp/archivos/3569